Rusia cree que las repercusiones del ataque de Idlib ponen en peligro una hipotética solución pacífica en Siria

Actualizado 15/04/2017 12:37:26 CET

MOSCÚ, 15 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ruso teme que el ataque químico sobre la provincia de Idlib y el bombardeo de Estados Unidos en represalia contra una base aérea del Ejército sirio haya dificultado enormemente la posibilidad de acabar con la guerra en Siria de manera pacífica, según ha reconocido el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.

"En los últimos días hemos percibido cierto peligro en esta iniciativa a causa del incidente con el uso de sustancias tóxicas en Idlib y la posterior ataque de EEUU contra el aeródromo militar de las Fuerzas Armadas Sirias", dijo, en relación a los ataques en Jan Shaijun -- donde fallecieron en torno a un centenar de civiles -- y al posterior bombardeo de la base de Shayrat.

Como ya ha ido diciendo en los últimos días, Lavrov insistió en la idea de "llevar a cabo tan pronto como sea posible una investigación imparcial y objetiva en el marco de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas". "Seguiremos insistiendo en la ONU en Nueva York en investigar el incidente", subrayó.