Rusia denuncia que las autoridades estadounidenses "maltratan" a María Butina en la cárcel

Maria Butina, acusada en EEUU de ser una agente de Rusia
REUTERS / HANDOUT . - Archivo
Publicado 19/08/2018 12:14:46CET

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una misión de diplomáticos rusos ha visitado este sábado a la supuesta espía María Butina en la cárcel de Alexandria, en el estado de Virginia, donde se encuentra detenida, y han denunciado que las autoridades estadounidenses "maltratan" a la joven, de acuerdo con un comunicado emitido por la Embajada de Rusia en Washington.

La misión diplomática ha explicado en la nota, compartida a través de su perfil oficial en la red social Facebook que han sido notificados de que, después de permanecer recluida un mes en un centro penitenciario de Washington, la ciudadana había sido trasladada el viernes a la ciudad de Alexandria.

Según la Embajada, Butina ha sido privada de todos sus objetos personales y tuvo que someterse a un "humillante" registro personal que implicaba desnudez completa. En ese sentido, ha denunciado que durante su traslado estuvo esposada y no recibió explicación alguna.

"Diplomáticos rusos visitaron de emergencia a nuestra compatriota en su nueva cárcel, seguiremos luchando por la liberación de María, enviaremos una nueva nota de protesta al Departamento de Estado con una severa crítica de los métodos inadmisibles aplicados a la ciudadana rusa", han afirmado en el comunicado.

CASO BUTINA

Butina permanece en prisión bajo la acusación de conspiración y de actuar como agente extranjero. El Departamento de Justicia estadounidense mantiene que Butina trató de obtener acceso a organizaciones e individuos que tienen influencia en la política estadounidense. Por los cargos que se le imputan podrían llegar a ser condenada a quince años de prisión.

Butina es una de las fundadoras de la organización proarmas rusa Derecho a Llevar Armas y, según el comunicado del Departamento de Justicia, trabajaba con dos ciudadanos estadounidenses para intentar infiltrarse en una organización proarmas estadounidense. No aparece nombrada, pero podría ser la Asociación Nacional del Rifle.

Organizaba cenas en Washington y Nueva York para forjar relaciones con políticos estadounidenses para crear un "canal trasero" de comunicación para "penetrar el aparato de toma de decisiones estadounidense y favorecer a la Federación Rusa", según el comunicado del Departamento de Justicia.