Rusia dice que pondrá todo su empeño en persuadir a EEUU y a Corea del Norte para que dialoguen

Sergei Lavrov
SERGEI KARPUKHIN
Publicado 29/12/2017 9:32:41CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Rusia pondrá todo su empeño en persuadir a Corea del Norte y a Estados Unidos para que dialoguen para resolver la crisis en la península de Corea, según ha explicado a la agencia de noticias Sputnik el embajador para misiones especial del Ministerio de Exteriores ruso, Oleg Burmistrov.

"Somos personas pacientes e insistentes y negociaremos en todo caso con ambas partes y las convenceremos de lo obvio e inevitable, de la necesidad de pasar al diálogo", ha subrayado el representante del departamento que dirige Sergei Lavrov.

Al recordar su reciente viaje a EEUU, Burmistrov ha señalado que Washington "no tiene ni una postura interdepartamental ni una visión para resolver la situación", "solo" un deseo de "presionar a Pyongyang hasta que pida las negociaciones", incluso la posibilidad de hacerlo por la "fuerza".

El embajador para misiones especiales del Ministerio de Exteriores ha dejado claro que Rusia celebra y apoya todas las iniciativas positivas de Estados Unidos para resolver la crisis en la península de Corea. "Por supuesto, aplaudimos lo positivo que procede de Washington, pero no significa que saludemos automáticamente todo", ha afirmado.

Burmistrov ha confiado en que el Gobierno de Estados Unidos opte por conseguir una solución diplomática al conflicto. "No hay otra resolución aparte de la política y diplomática", ha indicado, antes de recordar las disposiciones de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU firmadas también por los estadounidenses.

La tensión entre Washington y Pyongyang se ha incrementado considerablemente en los últimos meses por las pruebas nucleares y de misiles balísticos realizadas por el régimen que lidera Kim Jong Un.

Corea del Norte realizó en 2017 numerosas pruebas de proyectiles balísticos, incluyendo el lanzamiento de misiles intercontinentales capaces de alcanzar el territorio de Estados Unidos, además del sexto ensayo nuclear --una bomba de hidrógeno que puede ser colocada en misiles de largo alcance--, a pesar de que las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU le prohíben desarrollar tales actividades.