La Fiscalía rusa dice que no se ha confirmado la hipótesis del atentado en la central hidroeléctrica

 

La Fiscalía rusa dice que no se ha confirmado la hipótesis del atentado en la central hidroeléctrica

Actualizado 21/08/2009 15:30:55 CET

MOSCÚ, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Investigación de la Fiscalía rusa dijo hoy que aún no se ha confirmado la hipótesis de que la causa de la explosión que se produjo este lunes en una central hidroeléctrica de Siberia, la mayor de Rusia, es un atentado terrorista, pese a que hace unas horas un grupo rebelde checheno llamado Batallón de los Mártires reivindicó la autoría de este presunto ataque y del atentado suicida del lunes en la república de Ingushetia.

"Se han comprobado varias hipótesis en el marco de la investigación. La versión del atentado no se ha confirmado. Los ingenieros del Servicio Federal de Seguridad no han encontrado ningún explosivo en el lugar del accidente", declaró el portavoz de la Comisión, Vladimir Markin, a la agencia de noticias RIA Novosti.

Según un mensaje publicado en Internet por el Batallón de los Mártires, los rebeldes, que amenazan con llevar a cabo una "guerra económica" contra Rusia a través de sus ataques, habían colocado una granada antitanque con temporizador en la sala de máquinas de la central Sayano-Shushenskaya.

La explosión causó la muerte de 30 personas y la desaparición de 45 y dejó heridas a otras 15. Según los equipos de rescate, la posibilidad de hallar sobrevivientes es prácticamente nula. En cuanto al atentado suicida de Ingushetia, los fallecidos ascienden a 24 y los heridos suman casi 140.

Ubicada a orillas del río Yenisei y operativa desde 1978, la hidroeléctrica Sayano-Shushenskaya es la más potente de Rusia y una de las mayores del mundo. Su presa se eleva 245 metros y la longitud de coronamiento es de 1.066 metros.

Sus diez grupos generadores, de 640 megavatios cada uno, producían hasta hace poco 22.800 millones de kilovatios por hora al año. Tres de ellos están totalmente destruidos a causa de la explosión y los siete restantes presentan daños de diversa gravedad.

VISITA DE PUTIN

La divulgación del mensaje de los separatistas chechenos coincide con la visita del primer ministro ruso, Vladimir Putin, a la central, donde esbozó una serie de medidas prioritarias para superar las consecuencias del presunto accidente y garantizar un suministro estable de electricidad en Siberia.

Putin estableció un plazo de seis semanas para que el Ministerio de Energía y el grupo RusHydro, propietario de la central, presenten "un riguroso plan para la restauración de la central". Los expertos entrevistados por la prensa rusa estiman que los daños directos e indirectos a raíz del accidente superarán los 2.090 millones de euros.

Asimismo, el primer ministro resaltó la necesidad de acelerar la construcción de la planta hidroeléctrica Boguchanskaya en el río Angará y de proporcionar 6,5 millones de toneladas del carbón a las centrales termoeléctricas de la zona, que se han visto obligadas a soportar una presión adicional por lo ocurrido en Sayano-Shushenskaya.

Por otra parte, Putin anunció que el Estado indemnizará con un millón de rublos (casi 15.360 euros) a la familia de cada persona que haya muerto o desaparecido como consecuencia de la explosión. RusHydro había dicho que iba a pagar esa misma cantidad pero sólo en los casos de fallecimiento, una decisión que el primer ministro consideró "correcta pero insuficiente".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies