Rusia e Irán ratifican que "la solución pacífica" para la guerra en Siria "no tiene alternativa"

Militares del Ejército sirio en Palmira
OMAR SANADIKI / REUTERS
Publicado 28/03/2017 21:02:19CET

Putin y Rohani tachan de "ilegítimas" las sanciones unilaterales y piden priorizar la acción de la ONU

MOSCÚ, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los presidentes de Rusia y de Irán, Vladimir Putin y Hasán Rohaní, respectivamente, se han reunido este martes en Moscú para revisar el estado de las relaciones bilaterales y abordar los desafíos que enfrenta la región y, en este sentido, han subrayado que "la solución pacífica" para la guerra en Siria "no tiene alternativa".

Putin y Rohani han emitido una declaración conjunta sobre Siria en la que, "respetando la independencia, la unidad, la soberanía y la integridad territorial" del país, han abogado por "resolver el conflicto sirio por vía diplomática en base de los principios plasmados en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU".

Además, ambos han expresado su apoyo tanto a las tropas del régimen de Bashar al Assad, a las que apoya Rusia, como a los grupos armados de la oposición, respaldados por Irán, en su lucha común contra el Estado Islámico y otras organizaciones terroristas presentes en Siria.

Putin ha considerado que la "coordinación" entre Rusia e Irán para acabar con el Estado Islámico es fundamental para "normalizar la situación en Siria. "Continuaremos esta lucha hasta que desaparezcan las acciones terroristas en toda la región", ha apostillado Rohani.

El mandatario iraní ha aclarado que las relaciones entre Moscú y Teherán "no van en contra de terceros países", sino que simplemente pretenden aportar su "buena experiencia" en la lucha contra el terrorismo para "fortalecer la paz y la estabilidad en la región".

Los dos líderes han destacado la importancia del proceso de Astaná, del que son patrocinadores junto a Turquía, para crear las condiciones necesarias para pactar la paz, ya que se centra en garantizar el cumplimiento del alto el fuego que rige desde el 30 de diciembre.

"Las partes consideran que esta cooperación es un paso importante hacia el éxito de las negociaciones sirias en Ginebra, bajo los auspicios de Naciones Unidas", reza el comunicado conjunto, recogido por la agencia de noticias rusa Sputnik.

Putin ha avanzado que "los encuentros celebrados en Astaná continuarán hasta que el pueblo de Siria recupere sus derechos nacionales". La próxima ronda de conversaciones en la capital kazaja, la cuarta, tendrá lugar el 3 y el 4 de mayo.

NO A LAS SANCIONES UNILATERALES

Por último, en el plano bilateral, Putin y Rohani han expresado su rechazo a las sanciones unilaterales --sufridas por ambos países a causa de las medidas punitivas dictadas por Estados Unidos-- al considerar que son "ilegítimas".

En su lugar, ambos dirigentes se han mostrado partidarios de "fortalecer el papel coordinador de Naciones Unidas en la garantía de la paz, la seguridad y el desarrollo sostenido y de mejorar la eficacia de su actividad".

En otro orden de temas, han condenado los ataques informáticos contra las instalaciones nucleares de la República Islámica y han hecho un llamamiento a la comunidad internacional a "respetar las reglas de comportamiento responsable de los estados en el espacio informático".

Sobre la cuestión nuclear, han defendido que Oriente Próximo se convierta en una zona libre de armas atómicas. Moscú es uno de los firmantes del pacto suscrito por las principales potencias mundiales con Teherán para que limite su industria nuclear.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies