Moscú y sus aliados estudiarán mañana la creación de una fuerza de paz similar a los 'cascos azules' de la ONU

Actualizado 05/10/2007 14:16:38 CET

MOSCÚ, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), integrada por Rusia, Bielorrusia, Armenia, Kazajistán, Kirguistán, Uzbekistán y Tayikistán, estudiará mañana la creación de una fuerza de paz propia similar a los 'cascos azules' de la ONU, con capacidad para actuar en "cualquier punto del planeta en donde surja un conflicto" y sin necesidad de mandato de Naciones Unidas cuando las misiones se desarrollen en alguno de sus Estados miembros, según declaró hoy el secretario general de la OTSC, Nikolai Bordiuzha.

"La creación de mecanismos para la preservación de la paz será la componente militar y política más importante de la cumbre de octubre de jefes de Estado de la OTSC", declaró Bordiuzha a la agencia rusa de noticias RIA Novosti en vísperas de la cumbre, que comenzará mañana en Dushambé, capital de Tayikistán.

El objetivo, declaró, es crear "las denominadas Fuerzas de Paz Colectivas (FPC) a partir de unidades militares de cada país especialmente entrenadas para este tipo de trabajo", explicó el secretario general.

"Prácticamente todos los países miembros de la OTSC tienen tropas para cumplir ese objetivo", prosiguió. "Rusia por ejemplo cuenta con una división, Kazajistán la brigada 'Kazbat', Armenia, Kirguistán y Tayikistán también tienen unidades similares e incluso Bielorrusia, a partir de oficiales que han participado en misiones de paz bajo el control de la ONU", precisó.

En todo caso, aseguró, "la participación en las misiones de paz es voluntaria, lo cual quiere decir que si el CSC da luz verde a una misión de pacificación, en ese contingente no necesariamente habrá militares de todos los países miembros".

EL MANDATO DE LA ONU

La fuerza de paz de la OTSC, explicó, tendrá competencia para actuar en "cualquier punto del planeta en donde surja un conflicto o 'punto candente'".

"Si las operaciones de paz se planean en el territorio de uno de los países miembros de la OTSC, la decisión sobre el envío de tropas estará a cargo del Consejo de Seguridad Colectiva (CSC) que de forma inmediata informará al Consejo de Seguridad de la ONU", indicó. En cambio, "el mandato de la ONU tendrá carácter obligatorio para las operaciones de paz que desarrolle la OTSC en países que no integren la organización".

No obstante, dependiendo de la situación, de las dimensiones del conflicto y de sus posibles consecuencias en la región, el CSC "también puede pedir al Consejo de Seguridad de la ONU una autorización o mandato para poner en marcha operaciones de paz" en cualquiera de los países de la Organización, prosiguió.

La intención de la OTSC de atribuir a sus tropas "funciones destinadas a los 'cascos azules' no es nueva'" ya se planteó en cumbre de la Organización celebrada en Astaná (capital de Kazajistán) en junio de 2004, recordó Bordiuzha.

En aquella cumbre, explicó, los presidentes de Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán aprobaron un documento en el que se advertía de que la posibilidad de conflictos políticos, económicos, étnico-confesionales, territoriales y de otra índole "es muy alta" y que, por ello, "sin la aplicación de mecanismos de interposición y pacificación es prácticamente imposible impedir y regular esos conflictos".

"Para la elaboración de los mecanismos propios relacionados con las actividades de paz nuestra organización tardó tres años, y en la cumbre de Dushambé ese mecanismo se presentará en la forma de cuatro documentos que esperamos que sean firmados por los presidentes de la OTSC", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies