Rusia niega que haya alterado el lugar en el que se registró el presunto ataque con armas químicas en Duma

Sergei Lavrov
REUTERS / SERGEI KARPUKHIN - Archivo
Publicado 16/04/2018 14:23:26CET

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha negado este lunes que Moscú haya alterado el lugar en el que se registró el 7 de abril el presunto ataque con armas químicas en la localidad siria de Duma, tal y como ha denunciado durante la jornada el enviado estadounidense ante la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), Kenneth Ward.

"Puedo garantizar que Rusia no ha alterado el lugar", ha dicho el ministro ruso durante una entrevista concedida a la cadena de televisión británica BBC.

Las declaraciones de Ward tuvieron lugar durante una reunión a puerta cerrada de la OPAQ para abordar el citado ataque, que se saldó con la muerte de decenas de personas.

"Entendemos que los rusos podrían haber visitado el lugar del ataque. Nos preocupa que puedan haberlo alterado con la intención de dañar los esfuerzos de la misión de la OPAQ para llevar a cabo una investigación efectiva", dijo, según la agencia británica de noticias Reuters.

En este sentido, Lavrov ha rechazado nuevamente que se usaran armas químicas en el ataque en Duma. "No puedo ser maleducado con los jefes de otros estados, pero usted cita a líderes de Francia, Reino Unido y Estados Unidos y, francamente, todas las pruebas que citaron se fundamentaban en informaciones de medios y las redes sociales".

"Lo que tuvo lugar fue algo preparado", ha reiterado, antes de cuestionar que esos tres países llevaran a cabo ataques aéreos contra Siria en respuesta al ataque en Duma justo el día antes de que los inspectores de la OPAQ llegaran al país árabe.

Los ataques aéreos han provocado la condena de Rusia --el principal aliado de Siria--, que ha amenazado con responder. Tanto Moscú como Damasco han asegurado que las fuerzas de seguridad no usaron armas químicas en su ofensiva contra Duma.

Lavrov ha dicho además que cerca de dos tercios de los más de cien misiles disparados contra Siria no alcanzaron sus objetivos y ha asegurado que el canal de comunicación entre Moscú y Washington funcionó y que la posibilidad de una confrontación no estuvo cerca.

Pese a ello, ha advertido de que Rusia y los países occidentales hacen frente a una situación peor que la que vivieron durante la Guerra Fría debido a la ausencia de canales de comunicación para abordar las crecientes tensiones a nivel internacional.

Los inspectores de la OPAQ intentarán determinar si se usaron armas químicas en el ataque, si bien no se pronunciarán sobre quién fue responsable del mismo.