Rusia pedirá al Consejo de Seguridad de la ONU que cree "corredores humanitarios" en Ucrania

Actualizado 02/06/2014 12:30:10 CET

MOSCÚ, 2 Jun. (Reuters/EP) -  

  El Gobierno ruso va a presentar un borrador de resolución ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en el que reclama el fin de la violencia en Ucrania y el establecimiento de "corredores humanitarios" en el este del país, según ha anunciado su ministro de Exteriores, Sergei Lavrov.

   En una rueda de prensa, el jefe de la diplomacia rusa ha explicado que las naciones occidentales le habían asegurado a Rusia que la situación en Ucrania mejoraría tras las elecciones presidenciales del 25 de mayo, cuando, en realidad, tras esos comicios, "todo lo que está ocurriendo es exactamente lo contrario".

   Tras la celebración de las elecciones presidenciales, en las que logró una clara victoria el magnate Petro Poroshenko, la semana pasada se registraron intensos combates entre las fuerzas de seguridad desplegadas por Kiev y los milicianos separatistas prorrusos en el este del país.

   "La gente muere cada día. Manifestantes pacíficos están sufriendo cada vez más. El Ejército, la aviación militar y el armamento pesado siguen siendo empleados contra ellos", ha afirmado Lavrov, al ser preguntado sobre la situación en Ucrania, durante una comparecencia ante la prensa  con su homólogo mauritano.

   El borrador de resolución "contendrá una solicitud de un alto el fuego inmediato y el inicio de unas negociaciones directas con el objetivo de poner en marcha un alto el fuego fiable y estable", ha asegurado el jefe de la diplomacia rusa.

   El texto que presentará Rusia incluirá además "una solicitud para la creación, cuanto antes, de corredores humanitarios por los que los civiles pacíficos podrían abandonar las zonas de combate si lo desean", ha explicado. La resolución también pide garantías para el acceso de la ayuda humanitaria sin restricciones.

   El nuevo presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, y el Gobierno provisional ucraniano han mantenido la operación 'antiterrorista' desarrollada en el este del país, que ha sido denunciada por las autoridades de Moscú por considerarla una operación de castigo contra los separatistas prorrusos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies