Rusia ratifica el alto el fuego alcanzado en la provincia de Deraa

Fuerzas leales a Al Assad en la zona noreste de Deraa
REUTERS / SANA SANA
Publicado 07/07/2018 9:34:21CET

MOSCÚ, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa de Rusia ha confirmado este sábado el alto el fuego con los grupos armados en la provincia siria de Deraa, escenario de la primera gran incursión de las fuerzas del Gobierno sirio y sus aliados en el suroeste de Siria, controlado por los rebeldes y grupos armados vinculados a Estado Islámico.

"Las negociaciones que transcurrieron con mediación del Centro Ruso para la Reconciliación con los líderes de los grupos armados de la provincia de Deraa han desembocado en los acuerdos sobre los temas siguientes: cese de hostilidades, inicio de entrega de armas pesadas y medianas en todas las localidades que controlan estos grupos armados", según el comunicado del Ministerio, recogido por la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti.

Las fuerzas rebeldes sirias confirmaron este mismo viernes un acuerdo de alto el fuego mediado por Rusia en el este de la provincia de Deraa, que contempla la retirada de las milicias afines al Gobierno sirio de varias ciudades del sur del país.

El portavoz del Ejército Libre Sirio (ELS), Ibrahim Jabaui, ha afirmado que las fuerzas locales asumirán el control de la zona, bajo supervisión de Rusia.

Las fuerzas gubernamentales sirias y sus aliados están combatiendo a los rebeldes para intentar recuperar el control de la zona suroeste del país, uno de los últimos bastiones que mantienen los sublevados junto con la región del noroeste del país que hace frontera con Turquía.

El suroeste de Siria es una de las llamadas "zonas de distensión" acordadas en 2017 por Rusia, Jordania y Estados Unidos en un intento por reducir la violencia.

Antes del inicio de la ofensiva del Gobierno de Bashar al Assad, Estados Unidos advirtió de que respondería si se incumplía el acuerdo de la zona de distensión pero hasta el momento no ha actuado y los rebeldes aseguran que ya les han comunicado que no recibirán ayuda norteamericana.

Contador