Rusia rechaza las últimas acusaciones de EEUU sobre la entrega de armas a los talibán

General John Nicholson, comandante de la operación Apoyo Resuelto
REUTERS / OMAR SOBHANI
Publicado 25/03/2018 9:40:07CET

KABUL, 25 Mar. (Reuters/EP) -

La Embajada rusa en Kabul ha tachado de "chismes ociosos" las acusaciones vertidas por el jefe de la misión de EEUU en Afganistán, el general John Nicholson, que responsabilizaban al Kremlin de entregar armas a los insurgentes talibán.

"Una vez más, insistimos en que esas declaraciones son absolutamente infundadas y hacemos un llamamiento a los funcionarios para que no digan tonterías", ha hecho saber la Embajada.

El general Nicholson acusó el viernes a Rusia de exagerar la presencia de Estado Islámico en el país centroasiático para apoyar e incluso proporcionar armas a la insurgencia talibán usando como tapadera sus ejercicios antiterroristas.

Esta clase de acusación es habitual -- Rusia rechaza todas y cada una de las veces que Estados Unidos saca el tema -- pero los comentarios de Nicholson llegan en un momento en que las relaciones entre Rusia y la OTAN atraviesan un momento especialmente delicado por el envenenamiento del exespía ruso Sergei Skripal en Londres. El Gobierno británico ha acusado al Kremlin de orquestar el ataque. El Kremlin lo ha negado categóricamente.

El general Nicholson asegura estar percibiendo "una narrativa por la que se está exagerando de manera disparatada el número de combatientes de Estado Islámico en Afganistán". "Y esta narrativa", ha añadido, "se está usando como justificación, para que los rusos legitimen las acciones del grupo", enemigo de la organización terrorista, "e incluso les apoyen".

"Hemos escuchado historias de los propios talibán, escritas en sus propios medios, en las que hablan de que el enemigo les está proporcionando ayuda financiera. Nosotros nos hemos incautado de armas y los líderes afganos han confirmado que los rusos se las entregaron a los talibán. Los rusos están involucrados en ésto", ha afirmado el general en una entrevista a la cadena británica BBC.

El general cree que semejantes contactos entre Rusia y los talibán son relativamente nuevos y tienen su origen en la ruta de Tayikistán. Nicholson, en este sentido, cree que la entrega de armas comienza durante los ejercicios antiterroristas que efectúa Rusia en la frontera afgana.

"Llegan los rusos, efectúan estos ejercicios donde usan enormes cantidades de armas y, antes de irse, se dejan olvidadas algunas", ha explicado.