Putin exige, tras el escándalo de los espías británicos, que se trate a Rusia "con respeto"

Actualizado 25/01/2006 18:30:33 CET

SAN PETERSBURGO, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, declaró hoy que los posibles actos de espionaje por parte de cuatro diplomáticos británicos en Moscú no afectarán a las relaciones de Rusia con sus socios internacionales, aunque exigió que su país sea tratado "con respeto" por la comunidad internacional, según informó la agencia de noticias rusa RIA-Novosti.

"Queremos que se nos trate como nosotros tratamos a los miembros de la comunidad internacional, con respeto", afirmó el mandatario. El Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB) anunció el pasado lunes que cuatro británicos estaban actuando como espías en Moscú bajo cobertura diplomática.

"Los esencial es que les hemos descubierto en flagrante delito y que hemos demostrado que habían financiado a algunas organizaciones no gubernamentales", indicó a la prensa el jefe del Centro de Relaciones Públicas del el coronel Serguei Ignatchenko.