Rusia también expulsará a diplomáticos británicos como respuesta a las medidas de May

Sergei Lavrov
REUTERS / SERGEI KARPUKHIN
Actualizado 15/03/2018 11:40:40 CET

MOSCÚ, 15 (EUROPA PRESS)

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha anunciado que su Gobierno ordenará "sin duda" que un grupo de diplomáticos británicos abandone el país como represalia a las medidas confirmadas el miércoles por la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, que ordenó la salida de 23 ciudadanos rusos.

Lavrov ha explicado en declaraciones a la agencia Sputnik que Rusia hará el anuncio "próximamente", sin entrar en más detalles sobre el momento o la cifra de diplomáticos que se verán afectados. Antes de hacer público estos detalles, ha explicado, informará a las autoridades británicas.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, también ha avanzado que "la reacción no se hará esperar", si bien ha querido dejar claro que la "decisión final" recae en el presidente, Vladimir Putin, que precisamente este domingo se enfrenta de nuevos a unas elecciones en las que parte como claro favorito. "Escogerá sin duda la variante que más convenga a los intereses de la Federación Rusa", ha añadido Peskov.

La disputa política se debe al ataque con gas nervioso perpetrado el 4 de marzo en Salisbury contra el exespía ruso Sergei Skripal y su hija. Ambos se encuentran en estado crítico y, según Londres, Moscú es el responsable último de este incidente, bien por ser el culpable directo o por extraviar un arma prohibida.

El Kremlin ha insistido este jueves en que Rusia no tiene nada que ver y ha tachado de "infundadas" las acusaciones. Moscú defiende que está dispuesto a colaborar en las pesquisas y ha instado a Londres a seguir los protocolos internacionales para este tipo de caso.

PROVOCACIÓN

"Se han enviado varias notas diplomáticas al Foreign Office (británico) a través de la Embajada rusa en Reino Unido, con el objetivo de lanzar un diálogo activo con las autoridades en Londres. No hemos recibido respuesta", ha lamentado la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova.

Para esta portavoz, todo forma parte de un plan "bien pensado" y en el que también Siria entraría en juego. "¿Cuál es la lógica? Mostrar que Damasco utiliza armas químicas y Rusia lo apoya, y la culminación de todo esto sería el uso por Moscú de sustancias químicas en territorio británico", ha señalado Zajarova.

El Kremlin ha hablado también de "provocación" y ha enmarcado las acusaciones de Reino Unido dentro de una campaña contra Rusia orquestada a nivel internacional. Lo cierto es que amenaza con lastrar más aún las relaciones de Moscú con bloques como la UE, que parece dispuesta a adoptar un posicionamiento común como apoyo a May.

Lavrov ha alegado este jueves que su Ejecutivo está listo para restablecer las relaciones con Bruselas, aunque ha impuesto condiciones: "Cuando nuestros vecinos europeos pierdan interés en seguir las tendencias rusófobas de Estados Unidos, que incluyen sanciones y provocaciones".