RSF denuncia la detención de dos periodistas australianos por el Frente Polisario durante unas horas

Actualizado 10/05/2007 15:26:26 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La ONG Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció hoy que los servicios de seguridad del Frente Polisario detuvieron, durante un corto espacio de tiempo y cerca del campo de refugiados de Rabuni, a 25 kilómetros de Tinduf, en Argelia, la semana pasada a los realizadores australianos Violeta Ayala y Daniel Fallshaw.

Según RSF, "el Sáhara Occidental, bajo control marroquí, y los campos de refugiados de Argelia forman parte de esas zonas en las que resulta muy difícil para los periodistas ir y trabajar". "Las poblaciones saharauis de ambos lados de la fronteras son las primeras víctimas de este 'apagón' informativo", lamenta la ONG, reclamando a "las autoridades concernidas que respeten el trabajo de la prensa y pongan fin a las trabas políticas y administrativas".

Violeta Ayala y Daniel Fallshaw, según RSF, van con frecuencia a los campos de refugiados de Argelia, para filmar familias saharauis cuyos miembros se encuentran distanciados por el muro de separación construido por Marruecos a comienzos de los años 80, a pocos kilómetros de la frontera argelina.

Según relata la organización en un comunicado, el pasado 2 de mayo las fuerzas de seguridad del Frente Polisario detuvieron a ambos periodistas, y les confiscaron el teléfono móvil. A continuación les llevaron a las oficinas de los servicios de seguridad, donde permanecieron retenidos durante cinco horas, hasta que gracias a la intervención de unos oficiales de Naciones Unidas, los dos pudieron marcharse del campo de Rabuni e ir a Tinduf, donde pocos días más tarde tomaron un avión para Francia.

Según las informaciones recogidas por RSF, los representantes del Frente Polisario les habrían acusado de interesarse por la suerte de los miembros negros de la población saharaui. Violeta Ayala ha contado a la organización que ha presenciado prácticas de esclavitud. El Frente Polisario ha desmentido que mandara detener a ambos periodistas.

"El hecho de que lleven a cabo una lucha por su independencia no permite que los dirigentes del Frente Polisario pueden efectuar esas violaciones de los Derechos Humanos", subrayó Ayala. "En tanto que periodistas tenemos el deber de denunciar esas prácticas (...) tras ser testigos de algunas escenas de esclavitud", añadió.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies