El Salvador rechaza las acusaciones de Trump sobre la inacción del Gobierno frente a los pandilleros

Publicado 24/02/2018 2:34:09CET

SAN SALVADOR, 24 Feb. (Reuters/EP) -

Las autoridades de El Salvador han rechazado este viernes las acusaciones del presidente estadounidense, Donald Trump, que ha denunciado la inacción del Gobierno salvadoreño a la hora de hacer frente a las pandillas y grupos criminales.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de El Salvador ha rechazado las afirmaciones de Trump, que ha indicado a través de su cuenta de Twitter que el Gobierno salvadoreño únicamente coge el dinero estadounidense pero no frena la migración de "asesinos" desde su país, lo que hace necesaria la construcción de un muro en la frontera con México.

Según el Ministerio, que ha detallado las medidas puestas en marcha a nivel local y regional, los comentarios del magnate "van nuevamente contra la dignidad del país".

El aumento de la tensión entre los dos países se ha producido en un momento en el que el Senado de Estados Unidos mantiene un debate sobre el futuro del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), que evita la deportación de unos 200.000 inmigrantes salvadoreños desde Estados Unidos.

El Gobierno salvadoreño, por su parte, ha destacado en su comunicado las detenciones de jefes pandilleros y las operaciones llevadas a cabo para frenar la financiación de estos grupos.

En 2017, el país cerró con una tasa de 60 homicidios por cada 100.000 habitantes, una de las más altas del mundo según Naciones Unidas, aunque lejos del récord de 103 por cada 100.000 de 2015. Esto se debe, en gran medida, a las operaciones puestas en marcha por las fuerzas de seguridad contra las bandas criminales y pandillas del país centroamericano.

Este mismo jueves, el ministro de Gobernación de Guatemala, Enrique Degenhart, indicó que el Gobierno guatemalteco se encuentra inmerso en una serie de conversaciones con la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos para estudiar la posibilidad de extraditar a líderes pandilleros al país norteamericano.