Salvini advierte al resto de ONG de rescate en el Mediterráneo de que sus barcos no atracarán en Italia

Matteo Salvini
REUTERS / YARA NARDI
Publicado 12/06/2018 15:56:25CET

ROMA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El viceprimer ministro y ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, ha recalcado este martes que Italia no permitirá atracar en sus puertos a los barcos de las ONG que operan en aguas del Mediterráneo y que rescatan a migrantes y refugiados que parten desde Libia, tras haber rechazado la llegada del 'Aquarius', gestionado por Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée.

En declaraciones a la prensa, Salvini ha recalcado que la postura firme adoptada por el nuevo Gobierno de no permitir al 'Aquarius' atracar en un puerto italiano se mantendrá para otras organizaciones que también trabajan en el rescate de migrantes y refugiados en el mar.

"Hay otros barcos extranjeros a la espera de su carga de seres humanos y tendremos el mismo comportamiento", ha afirmado, refiriéndose en concreto al barco de la ONG alemana Sea-Watch, que se encuentra "rondando por aguas libias" y que "se encontrará con la misma posición educada pero firme por parte del Gobierno italiano".

Preguntado por las críticas suscitadas por el hecho de que sí se vaya a permitir que un barco de la Guardia Costera italiana desembarque en el puerto de Catania (Sicilia) a 937 migrantes y refugiados, Salvini se ha limitado a replicar: "El Estado hace de Estado".

"A mí lo que me interesa es que no haya asociaciones de dudosa procedencia que tomen a Italia por un campo para refugiados", ha sostenido.

"Nosotros nunca hemos negado el principio de la solidaridad y la generosidad, simplemente desde esta semana no lo ejercemos en solitario", ha asegurado el líder de la ultraderechista Liga. "Nosotros hacemos nuestra parte y España ha comenzado a hacer la suya", ha añadido, en referencia a que el Gobierno español se ha ofrecido a recibir en el puerto de Valencia al 'Aquarius'.

Salvini ha insistido en que "no es posible que solo la Guardia Costera y la Marina de Italia, con una irrisoria participación de la así llamada misión europea --en referencia a Frontex--, se hagan cargo del patrullaje y salvamento en el Mediterráneo".

"Nuestra Guardia Costera y la Marina salvarán vidas, como siempre lo han hecho, pero los demás países europeos deberían hacer el favor de echarnos una mano", ha reclamado el ministro de Interior. "No estamos pidiendo dinero", ha puntualizado, aclarando que lo que quiere Italia es "una ayuda concreta, por ejemplo, en los miles de reasentamientos (de refugiados) que están en el papel pero no son efectivos".

Por último, tras adelantar que prevé viajar a Libia antes de final de mes, ha indicado que el objetivo del nuevo Gobierno de coalición, que componen la Liga y el Movimiento 5 Estrellas (M5S), es "lograr reducir las partidas" y que el Norte de África se convierta en "país de acogida y selección entre los verdaderos y los falsos refugiados".