Santos recuerda que no tenía obligación de someter el acuerdo de paz a plebiscito

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Santos recuerda que no tenía obligación de someter el acuerdo de paz a plebiscito

santos
REUTERS
Publicado 24/11/2016 2:43:31CET

BOGOTÁ, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha recordado este miércoles que no tenía la obligación de someter a plebiscito el acuerdo sellado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el pasado mes de septiembre y que a pesar de ello lo hizo, escuchando además las propuestas de los partidarios del 'no'.

En una entrevista concedida a la cadena CNN en Español, Santos se ha referido al nuevo acuerdo, que ha definido como "mejor", asegurando que el nuevo texto cuenta con apoyo de más sectores de la población que con el que contaba el anterior, entre ellos el de la Iglesia católica y la evangélica.

Las delegaciones del Ejecutivo y la guerrilla han fijado para este jueves la firma del nuevo acuerdo, cuyo mecanismo de refrendación será a través del Congreso.

En este contexto, Santos ha asegurado que hay que recordar que como presidente no tenía la obligación de someterlo a plebiscito. Sin embargo, "el resultado lo reconocí de inmediato", ha asegurado, antes de añadir que escuchó a los promotores del 'no' e incluyeron "la mayoría de sus propuestas".

Si bien la Iglesia, parte de los impulsores del 'no' en el plebiscito del pasado 2 de octubre, ha respaldado el nuevo acuerdo, el sector liderado por los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana han mantenido su postura contraria al texto, señalando que no ha habido las modificaciones solicitadas por su parte.

Así, el presidente ha reconocido que "los acuerdos de paz siempre son imperfectos" y que todos estos textos tendrán siempre opositores.

En este sentido, ha insistido en que "efectivamente" se han llevado a cabo "muchísimos cambios de fondo", incluyendo las preocupaciones de los detractores del anterior texto. "Fue un ejercicio democrático muy intenso", ha señalado.

Sin embargo, ha reiterado que no se pueden volver a negociar algunos de los puntos, como "el derecho de los guerrilleros a participar en política", ya que "de eso trata el proceso de paz".

"Los guerrilleros de las FARC son los que se están sometiendo a nuestra constitución, a nuestras leyes, incluso están aceptando que sean los soldados, sus antiguos enemigos, los que los custodien", ha apuntado.

Asimismo, ha insistido en ponerlo en marcha "a la mayor brevedad posible" porque "el alto el fuego se está desmoronando". "Esto es lo peor que le puede pasar al país", ha advertido.

El pasado 2 de octubre, los colombianos optaron por el 'no' en el plebiscito convocado para ratificar el acuerdo sellado en un principio entre ambas partes, haciendo fracasar un primer intento de aplicar un texto que pusiera fin a más de medio siglo de conflicto en el país.

Esta decisión obligó a Gobierno y FARC a modificar los textos de La Habana (Cuba) con las aportaciones de los partidarios del 'no', que presentaron sus propuestas a ambas delegaciones.

Tras varias jornadas de encuentros en la capital de la isla, finalmente las dos delegaciones anunciaron un nuevo acuerdo el sábado 12 de noviembre. Sin embargo, esta nueva versión del acuerdo ha sido rechazada de nuevo por los partidarios del 'no', que aseguran que no se han llevado a cabo "muchos de los cambios sustantivos" solicitados.

MECANISMO DE REFRENDACIÓN

Las delegaciones acordaron que "el mecanismo de refrendación del acuerdo será a través del Congreso de la República". En este sentido, Santos ha reiterado que todavía están "precisando los procedimientos" que se van a utilizar para dicho propósito.

La noche anterior, Santos defendió este organismo como "la instancia más idónea para refrendar el acuerdo" y, por lo tanto, "la vía más conveniente".

El presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, ha explicado que este mecanismo hace más factible que se ratifique el acuerdo, ya que la coalición legislativa que apoya el proceso conforma el 80 por ciento del organismo, mientras que la oposición en cuestiones de paz sólo suma el 20 por ciento.

"En el Congreso de Colombia hay una 'Unidad Nacional' que apoya al presidente y una unidad más grande de partidos que apoyan la paz", ha afirmado Lizcano. "Para este caso específico más o menos el porcentaje es de 80-20 por ciento", ha concretado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies