Sarkozy encabezó una trama de "estafa de banda organizada" para que Tapie consiguiera los 400 millones

 

Sarkozy encabezó una trama de "estafa de banda organizada" para que Tapie consiguiera los 400 millones

Actualizado 17/06/2013 14:05:26 CET

PARÍS, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los investigadores del caso Tapie, sobre la puesta en marcha de un arbitraje por parte de la exministra de Economía francesa Christine Lagarde que provocó el pago de 400 millones de euros por parte del Estado francés, han asegurado que disponen de suficientes pruebas para determinar que una "estafa de banda organizada", liderada por el Gobierno de Nicolas Sarkozy, permitió al empresario Bernard Tapie hacerse con ese dinero.

'Le Monde' ha publicado este lunes algunos documentos de la investigación judicial sobre el caso Tapie en el que los investigadores aseguran que el Gobierno francés en 2007, cuando estaba al frente de la Presidencia Nicolas Sarkozy, ya había dado la orden de que el arbitraje fallaría a favor del empresario.

Los hechos sucedieron en 2007, cuando Lagarde decidió recurrir a un tribunal arbitral --un órgano jurisdiccional privado-- para resolver el litigio entre Bernard Tapie y Crédit Lyonnais que se remitía a principios de los años noventa. Tapie consideraba que sus intereses habían sido lesionados por Crédit Lyonnais, a quien había dado instrucciones para la venta de Adidas.

El tribunal arbitral condenó finalmente en julio de 2008 al Consorcio de Realización (CDR, el organismo público encargado de gestionar los pasivos de Crédit Lyonnais), a pagar 285 millones de euros (400 millones si se le suman los intereses) a Tapie. En julio de 2012, el expresidente de Crédit Jean Peyrelevade aseguró ante el tribunal: "Tengo la convicción de que el éxito de Tapie es el resultado de una auténtica conspiración".

Según el diario, el proceso de elección del arbitraje fue falseado y supuso que una "estafa de banda organizada" permitiese que el empresario pudiese llevarse esos 400 millones de euros de la Hacienda francesa.

El Estado, que forma parte del proceso judicial como parte civil, podría reclamar el dinero alegando que sufrió un fraude por parte de Tapie y del arbitraje. Según la investigación policial, la decisión de conseguir que Tapie saliera reforzado habría sido tomada por el presidente Sarkozy y su jefe de Gabinete, Claude Guéant. Lagarde y el director del CDR, Jean François Rocchi, habrían llevado a cabo la tarea mientras que varios colaboradores de Tapie se encargarían de controlar el arbitraje.

La Policía dispone de la agenda del empresario, en la que figura el teléfono del presidente del arbitraje, Pierre Estoup. El abogado de Tapie, Maurice Lantourne, reconoció ante la justicia el pasado 28 de mayo que había propuesto el nombre de Estoup para encabezar el organismo.

"En el momento en el que tomé la decisión sobre el asunto Tapie ya indiqué que no tenía ninguna razón de dudar de la imparcialidad de Estoup. Hoy en día, y visto en perspectiva y dado los elementos que me está comunicado, es evidente que mi sentir es diferente", confesó Lagarde ante el juez el pasado 23 de mayo.

La investigación además ha indicado que Estoup facturó varios trabajos de asesoría al exabogado de Tapie Francis Chouraqui en la década de 1990. Además, un mes antes de que se dictara la sentencia final, Estoup llegó a reunirse con Lantourne. "No sabía que suponía un problema", ha reconocido Estoup en declaraciones, que figuran en el documento judicial, que destaca que los otros dos miembros de dicho arbitraje se dejaron llevar por el presidente.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies