Sarkozy, a juicio por la financiación ilegal de su campaña electoral en 2012

341693.1.644.368.20170207095816
Vídeo de la noticia
Actualizado 07/02/2017 13:12:15 CET

 

El expresidente es investigado por haber superado el límite de gasto en su campaña pero apelará la decisión

PARÍS, 7 (EUROPA PRESS)

El expresidente francés Nicolas Sarkozy será juzgado por la presunta financiación ilegal de su campaña para las elecciones de 2012 en el marco del llamado 'caso Bygmalion', según fuentes judiciales citadas por los medios galos.

El juez Serge Tournaire ha ordenado procesar a Sarkozy y los otros trece implicados en la investigación sobre los gastos de campaña en 2012 y las facturas falsas emitidas por la firma Bygmalion, organizadora de los mítines.

En concreto, se reprocha a Sarkozy haber superado el tope de gasto electoral en campaña, fijado en 22,5 millones de euros entonces. El juicio es resultado de una investigación abierta en 2014 que detectó un sistema de facturas falsas destinadas a disimular que se había superado el gasto permitido.

Entre el resto de imputados, además del expresidente, figuran antiguos altos cargos de la UMP --el partido de Sarkozy-- su jefe de campaña, Guillaume Lambert, y responsables de la empresa de comunicación Bygmalion, una de cuyas filiales organizaba los actos de campaña.

Todos ellos son sospechosos de haber participado en la creación de un sistema de facturas faltas para atribuir a la UMP unos 15 millones de euros de gastos de mítines que deberían haber figurado en el presupuesto de la campaña presidencial del entonces presidente, que buscaba su reelección.

SUPERÓ EL GASTO

En cuanto al expresidente, se cree que no estaría al tanto de dicho sistema pero sí de que su campaña electoral ya había superado el límite de gasto fijado por ley, ya que había recibido avisos de expertos contables al respecto.

Según informa 'Le Monde', que ha tenido acceso al documento de la investigación del caso, dada la autoridad y experiencia política de Sarkozy "resulta poco creíble la hipótesis de un candidato desconectado de su campaña que deje a sus equipos o su partido y sus dirigentes actuar al margen y decidir todo en su lugar".

El expresidente "se benefició incontestablemente de los fraudes expuestos por la investigación" que le permitieron disponer de más dinero del debido para su campaña, pero "la investigación no ha establecido que los ordenara, no que participara, ni siquiera que fuera informado", añade el documento.

APELACIÓN

El abogado de Sarkozy, Thierry Herzog, ha anunciado que apelará la decisión. En un comunicado citado por la agencia de noticias Reuters, ha sostenido que la orden de juicio solo está firmada por uno de los dos magistrados encargados del caso.

"El claro desacuerdo entre los dos magistrados a cargo del asunto es algo tan raro que merece la pena ser reseñado, ya que ilustra la estupidez de la decisión", ha subrayado el letrado.

Sarkozy, que perdió las elecciones de 2012 frente al socialista François Hollande, ha intentado sin éxito ser el candidato de la derecha para las presidenciales de este año, pero quedó tercero en las primarias.

Esta es la segunda vez desde la instauración de la V República en Francia que un antiguo jefe de Estado es procesado. En 2011, Jacques Chirac fue condenado a dos años de cárcel con remisión condicional en un caso de empleos ficticios mientras era alcalde de París.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies