Save the Children suspende los rescates de migrantes en el Mediterráneo

Contador
Barco de Save the Children en el Mediterráneo
REUTERS / STEFANO RELLANDINI
Publicado 23/10/2017 17:57:14CET

ROMA, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ONG Save the Children ha anunciado este lunes que suspende las operaciones de rescate de migrantes y refugiados en el Mediterráneo, con las que han intentado paliar durante más de un año las "inexistentes e inadecuadas" políticas europeas tanto de búsqueda como de acogida de personas.

Con su labor, Save the Children ha intentado realizar una contribución "concreta" para paliar la tragedia migratoria y contribuir a "salvar vidas de niños y adultos" que lo arriesgan todo para dar el salto desde las costas del norte de África hasta las del sur de Europa, ha explicado en un comunicado el director de la organización en Italia, Valerio Neri.

Save the Children contribuye a las operaciones en el Mediterráneo desde septiembre de 2016 con el barco 'Vos Hestia'. Durante este tiempo, ha rescatado a más de 10.000 personas, la gran mayoría de las cuales viajaban en precarias embarcaciones llenadas hasta los límites por las mafias que trafican con estos migrantes.

El anuncio de la suspensión de los trabajos ha coincidido con un registro policial en el 'Vos Hestia', aunque Save the Children ha aclarado que no se trata de una investigación sobre las actividades de la organización sino sobre "la presunta conducta ilícita cometida por una tercera persona".

Neri ha aclarado que la suspensión de las operaciones no tiene nada que ver con estas pesquisas --ya se había decidido antes-- y ha reiterado que colaborarán para resolver cualquier sospecha. En este sentido, la ONG ha defendido que siempre ha actuado dentro del marco de la ley, en coordinación con las autoridades italianas y "guiada únicamente por el imperativo humanitario de salvar vidas".

La reducción del flujo migratorio y la mayor presión ejercida por los guardacostas libios ha llevado a las ONG a reducir su presencia en la zona central del Mediterráneo, donde hace tan sólo unos meses operaban alrededor de una decena de barcos. Ahora sólo persisten un gran buque y un puñado de pequeñas embarcaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies