Los secuestradores del ferry en Izmit pertenecerían al PKK

Actualizado 12/11/2011 9:57:23 CET

ESTAMBUL, 12 Nov. (Reuters/EP) -

El ministro de Transportes de Turquía, Binali Yildirim, ha afirmado que los cinco secuestradores de un ferry con 24 personas a bordo cuando navegaba por el golfo de Izmit, en el noroeste de Turquía, pertenecen al Partido de los trabajadores del Kurdistán (PKK).

"Tenemos informaciones que apuntan a que pertenecen a una organización terrorista", ha apuntado el ministro, en referencia al PKK. Un secuestro supondría un cambio de táctica por parte del grupo, que ha llevado a cabo ataques contra las fuerzas de seguridad en el sureste de Turquía, de mayoría kurda.

"No tienen demandas concretas. Todo lo que quieren ahora es combustible, comida y bebida", ha dicho Yildirim en una rueda de prensa en Ankara. Además, ha señalado que no hay información sobre si alguno de los pasajeros ha resultado herido.

El capitán del barco ha manifestado que los asaltantes están armados y que hay explosivos a bordo. "No voy a dar muchos detalles. Salimos de Izmit. La tripulación y los pasajeros fueron tomados como rehenes por las Fuerzas de Defensa Populares (HPG)" --brazo armado del PKK--, ha agregado, en declaraciones al canal de noticias turco Haberturk.

El barco 'Kartepe', un ferry dependiente de la Municipalidad de la provincia de Kocaeli, fue secuestrado en torno a las 18.30 horas, poco después de haber zarpado desde Izmit con destino a Golcuk con 18 pasajeros y seis tripulantes a bordo.

Las fuerzas de seguridad ya se han desplegado en la zona para intentar hacerse con el control de la embarcación. Asimismo, han afirmado estar preparadas ante la posibilidad de los secuestradores quieran trasladar el ferry hasta la isla de Imrali, en el mar de Marmara, donde el líder del PKK, Abdulá Ocalan, permanece encarcelado desde 1999.

Dos patrulleras de la fuerza naval turca están escoltando al ferry en su navegación a la espera de una orden de intervención. El gobernador de la provincia de Kocaeli, Ercan Topaca, había señalado con anterioridad a la agencia de noticias Anatolia que "no está claro si el barco fue secuestrado por una sola persona". "Hay una persona que ha tomado al capitán del barco como rehén. Las fuerzas de seguridad han comenzado a trabajar para salvar el barco", ha indicado.