Un segundo policía británico ha enfermado tras entrar en contacto con el ex espía ruso envenenado

Cordón policial en Salisbury por el ataque a Sergei Skripal y su hija
REUTERS / PETER NICHOLLS - Archivo
Publicado 22/03/2018 18:18:20CET

LONDRES, 22 Mar. (Reuters/EP) -

Un segundo agente de Policía resultó herido al entrar en contacto con Sergei Skripal, el ex espía ruso envenenado en la localidad británica de Salisbury, y ahora necesita tratamiento médico, si bien su estado no es grave, según ha informado este jueves el 'Mail Online'.

Las autoridades británicas solo han informado sobre el agente Nick Bailey, que también resultó herido, si bien su estado ha mejorado en estas semanas, de acuerdo con un comunicado difundido este mismo jueves por el Servicio Nacional de Salud.

Sin embargo, hasta ahora se desconocía que hubiera un segundo agente herido por el caso Skripal. El 'Mail Online' precisa que padece irritación en la piel, entre otros síntomas.

Los heridos por el incidente del 4 de marzo son el propio Skripal y su hija Yulia, que fueron encontrados por la Policía tendidos inconscientes en un banco de la calle.

Los investigadores británicas han determinado, a tenor de las primeras pesquisas, que fueron envenenados con una sustancia aún desconocida y han señalado como responsable al Gobierno de Vladimir Putin.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) ha enviado expertos a Reino Unido a petición del Gobierno de Theresa May para determinar qué sustancia se usó contra Skripal y su hija.

Un tribunal de garantías de Londres ha autorizado este jueves a recoger muestras de sangre de los Skripal para que puedan ser analizados por los expertos de la OPAQ.

La cuestión ha tenido que someterse a un tribunal porque, según ha indicado la propia sede judicial, la capacidad mental de los Skripal ha quedado comprometida.

"El efecto exacto de esta exposición en su salud aún no están claros, aunque las pruebas médicas indican que su capacidad mental puede estar comprometida en un grado todavía desconocido", ha dicho el juez David Williams.

El caso Skripal ha desatado una crisis entre ambos países. Reino Unido ha expulsado a 23 diplomáticos rusos y el Kremlin ha adoptado una medida idéntica en base al principio de reciprocidad que rige las relaciones internacionales.