El Senado aprueba un proyecto para gravar la exportación de soja, en medio de protestas de los productores

Publicado 23/06/2017 0:41:22CET

ASUNCIÓN, 23 Jun. (Reuters/EP) -

El Senado de Paraguay ha aprobado este jueves un proyecto para gravar la exportación de soja en estado natural, en medio de las protestas de los productores, que se manifestaron cerrando rutas en las principales zonas productivas del país.

La iniciativa se aprobó con el apoyo de legisladores oficialistas y parte de la oposición, quienes argumentaron sobre la necesidad de que el sector agrícola, uno de los motores de la economía del país, aumente su contribución al fisco.

El proyecto original fue modificado para excluir del tributo al maíz y al trigo, y reducir su porcentaje de 15 a 10 por ciento. Para que pueda ser aplicado debe ser aceptado en la Cámara de Diputados y promulgado por el Ejecutivo.

"Estamos pidiendo que haya justicia tributaria (...) no puede ser que un país como el nuestro exonere o no cobre impuestos a un sector tan poderoso como el sojero", ha dicho durante el debate el senador Carlos Filizzola, de la coalición izquierdista Frente Guasú, que impulsó la norma.

Por contra, los detractores del proyecto afirman que los impuestos castigarán a los medianos y pequeños productores --muchos de los cuales abandonarán el cultivo-- y solo beneficiará a multinacionales como Cargill, Bunge o ADM, que controlan el negocio de la soja en el cuarto exportador mundial de la oleaginosa.

Los productores se manifestaron con cierres de rutas en varios puntos del sur y este del país, donde se cosechan cerca de tres millones de hectáreas de soja cada año.

En la localidad de Santa Rita, los sojeros protestaban con carteles con la inscripción 'No al impuesto', en medio una fila de diez kilómetros de tractores y camiones estacionados a lo largo de la carretera.

"Este no es el camino del desarrollo que Paraguay debe transitar (...) estamos tratando de construir la prosperidad de una mayoría injustamente abandonada promoviendo la ruina de otro sector", ha resaltado el senador Luis Castiglioni, disidente del oficialismo.

Por su parte, el Ministerio de Hacienda se ha pronunciado en contra del impuesto y ha propuesto a cambio elevar el IVA a los productos agrícolas.

Los productores paraguayos, que cosecharán unas diez millones de toneladas de soja esta temporada, tributan IVA y un Impuesto a la Renta Agropecuaria, pero no pagan impuesto a la exportación.

De aprobarse, el nuevo tributo permitirá al Estado recaudar unos 200 millones de dólares anuales, según cálculos esgrimidos por parlamentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies