Un senador advierte a Trump de que podría ponerse en riesgo con sus 'tuits' sobre la investigación sobre Rusia

Donald Trump
REUTERS / KEVIN LAMARQUE
Publicado 04/12/2017 3:30:59CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El senador estadounidense Lindsey Graham ha advertido este domingo al presidente, Donald Trump, de que podría estar poniéndose en riesgo con sus 'tuits' acerca de la investigación sobre los contactos entre su campaña presidencial y el Gobierno de Rusia.

En una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CBS, Graham se ha pronunciado sobre los últimos comentarios de Trump asegurando que nunca pidió al exdirector del FBI James Comey que dejara de investigar a Michael Flynn, exasesor de seguridad nacional del mandatario, contradiciendo a Comey.

"Diría al presidente que hay una investigación criminal en curso, y (el exdirector del FBI James) Comey podría ser parte de la misma. 'Tuitea' y comenta acerca de una investigación criminal en marcha bajo su propio riesgo. Sería cuidadoso si fuese usted", ha dicho.

A primera hora de este domingo, Trump ha dicho: "Nunca pedí a Comey que dejara de investigar a Flynn. ¡Sólo más noticias falsas cubriendo otra mentira de Comey!". El sábado, indicó: "Tuve que despedir a general Flynn porque le mintió al vicepresidente (Mike Pence) y al FBI".

Expertos legales y legisladores demócratas han señalado que si Trump sabía que Flynn mintió al FBI y luego presionó a Comey para que no lo investigara, eso podría reforzar una acusación de obstrucción a la justicia.

Por su parte, el abogado de Trump, John Dowd, ha manifestado en una entrevista con la agencia británica de noticias Reuters que él había redactado el 'tuit', añadiendo que había sido un "error". "Asumiré la responsabilidad", ha subrayado.

El viernes se conoció que Flynn se declaró culpable y expresaba su deseo de colaborar con la investigación. En concreto admitió ante un tribunal de Washington haber mentido al FBI sobre sus conversaciones con Kisliak del pasado mes de diciembre, cuando hablaron sobre las sanciones impuestas por la Administración de Barack Obama a Rusia y Flynn le pidió al entonces embajador ruso en Washington, Sergei Kisliak, que le ayudara a aplazar una votación en la ONU que podría ser perjudicial para Israel, según los fiscales.

Flynn ha sido el primer miembro de la Administración Trump que se declara culpable de un delito como consecuencia de la investigación del consejero especial Robert Mueller sobre la supuesta injerencia rusa en la campaña electoral estadounidense y la posible implicación de personal de Trump.

Flynn fue director de la Agencia de Inteligencia de la Defensa antes de convertirse en Asesor de Seguridad Nacional de Trump, cargo que ocupó durante solo 24 días. Fue obligado a dimitir tras descubrirse que había mentido a Pence sobre sus contactos con Kisliak.

Además, Flynn recibió órdenes "de un muy alto cargo" del equipo de transición de Trump para que contactara con Rusia y otros países para intentar conseguir el aplazamiento, de nuevo según fiscales. Fuentes citadas por Reuters apuntan a que el "muy alto cargo" era Jared Kushner, el yerno y asesor de Trump.

"Lo que se ha mostrado no es colusión. No es colusión", apuntó Trump en declaraciones a la prensa a su salida de la Casa Blanca con destino a Nueva York tras salir a la luz la culpabilidad de Flynn. "No hay colusión en absoluto, así que estamos muy contentos", remachó.