Sentenciados en Mauritania a penas de diez y 20 años de cárcel dos personas por tener esclavos en propiedad

Publicado 30/03/2018 21:55:44CET

DAKAR, 30 Mar. (Thomson Reuters Foundation/EP) -

Tribunales de Mauritania han condenado a penas de diez y 20 años de cárcel a dos personas por tener esclavos en propiedad, algo que fue criminalizado en el país africano en 2007, en las que suponen las penas más duras hasta la fecha.

"Es una gran victoria", ha dicho Jakub Sobik, de Anti-Slavery International. "Las sentencias son bastante elevadas y están en línea con la ley, lo que no había que dar por sentado", ha explicado.

Mauritania tiene una de las tasas de esclavitud más altas del mundo, con un uno por ciento de la población esclavizada, según el Índice Global sobre Esclavitud de 2016.

Los fallos han llegado a raíz de dos demandas presentadas por antiguos esclavos en tribunales de la ciudad de Nuadhibú. Un hombre condenado a 20 años no ha sido localizado, si bien una mujer sentenciada a diez años se encuentra ya en prisión.

La esclavitud es una práctica habitual en Mauritania, donde dicha condición se mantiene de generación en generación. Los haratin conforman la principal "casta esclava".

Estos descendientes de las tribus africanas, asentadas a lo largo del río Senegal, son empleados como pastores de ganado o criados domésticos por sus dueños.

Mauritania penalizó la esclavitud en 2007, aunque en 2016 elevó la pena a crimen contra la Humanidad, duplicando en 20 los años de prisión para los infractores. No obstante, activistas han denunciado que las querellas no se investigan correctamente y han criticado el encarcelamiento de varios compañeros de filas.