La sequía deja a 1,2 millones de somalíes en inseguridad alimentaria

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

La sequía deja a 1,2 millones de somalíes en inseguridad alimentaria

Niño malnutrido en Galkayo, Somalia
REUTERS / THOMAS MUKOYA
Publicado 18/11/2016 14:41:42CET

MADRID, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha alertado este viernes de que en los últimos seis meses se ha producido un aumento de un 20 por ciento en el número de personas que sufren inseguridad alimentaria grave en Somalia a causa de la sequía, que ya suman más de 1,2 millones.

Somalia, uno de los países más pobres del continente africano, se ha visto asolado por una de las peores sequías de su historia que ha echado a perder la inmensa mayoría de los cultivos del país. Este año, la época de lluvias conocida como Deyr, que va de octubre a diciembre, ha sido extremadamente seca, lo que ha empeorado las condiciones de la sequía que ya vivía el país en verano.

La falta de agua potable y para cultivo ha provocado un aumento radical de los precios del agua, que han llegado a aumentar hasta un 66 por ciento, por lo que se ha convertido en un bien inaccesible para gran parte de la población. Se estima que en la actualidad, dos de cada cinco somalíes tienen importantes dificultades para comer al menos una vez al día. La falta de lluvias de la estación Deyr no ha hecho más que empeorar el problema.

En los últimos meses, el número de personas que sufren inseguridad alimentaria en el país ha aumentado un 20 por ciento. Pasaron de ser 935.000 personas a más de 1,2 millones en tan sólo seis meses de acuerdo con los datos proporcionados por Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Por otro lado, cada vez son más los somalíes que sufren problemas de nutrición debido a la falta de comida. Se estima que alrededor de 320.000 niños sufren desnutrición en Somalia, de los 50.000 son casos de desnutrición severa aguda.

Además de la mala situación alimentaria, ha tenido lugar un brote de cólera en el país. Desde el pasado mes de enero se han registrado más de 13.600 casos de cólera, más del doble de los 5.600 casos que se produjeron en 2015.

La OCHA ha denunciado que su plan de repuesta humanitaria sólo ha sido financiado un 41 por ciento, por lo que no puede hacer frente a la crisis humanitaria que vive Somallia, que empeora cada día. De los 885.000 millones de dólares que solicitó, tan sólo ha recibido 367.000 millones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies