Los rascacielos más altos del mundo en 2016

Edificios más altos del mundo en el 2016
Foto: EUROPA PRESS
 
Actualizado 06/10/2016 17:18:37 CET

MADRID, 7 Oct. (EDIZIONES) -

Desde el inicio de la arquitectura los hombres han buscado siempre superar las edificaciones más altas de su época. Pero no fue hasta la llegada del siglo XX, con la introducción de grandes avances tecnológicos, cuando se dio un salto cualitativo en las alturas de los edificios, dando como resultado los llamados rascacielos.

En el año 2010 Dubai batió un nuevo récord al alcanzar el punto más alto en el mundo construido por el hombre. Y lo hizo con el edificio Burj Khalifa, de más de 800 metros de altura, que sobrepasó en más de 300 metros a las Torre Taipei 101, anterior edificio más alto del mundo.

Aunque esa altura parece inalcanzable para el resto de países, muchos de ellos no cesan en su empeño de alzarse con el segundo lugar en la lista de los edificio más altos del mundo, y para el año que viene están previstos la finalización de varios rascacielos.

En 2016 China ha copado los cielos gracias a tres edificaciones que se han metido directamente entre los seis rascacielos más altos del mundo.

El primero es el Ping An Finance Center. Su construcción aún no está terminada pero se prevé que lo haga para finales de este año. Se está levantando en la ciudad de Shenzhen y será el segundo punto artificial más alto de la Tierra gracias a sus 660 metros.

El tercer lugar también es para China con la Shanghai Tower, que rebasa también los 600 metros de altura, hasta alcanzar los 632.

En cuarto lugar se encuentra un hotel, que cuenta además con el reloj más alto del mundo. Se trata del Makkah Royal Clock Tower, que llega a los 601 metros y se sitúa en Arabia Saudí, el gran rival de Asia en construcciones gigantescas junto con Dubai.

China vuelve a escena con otro edificio, el Goldin Finance 117 de 596,5 metros de altura. Será el edificio más alto de la ciudad de Tianjin y estará listo para el 2017.

El último de la lista es el Lotte World Tower, con 554,5 metros de altura. Aquí se mete Corea del Sur, aunque lo hará a finales de 2016 cuando Seúl termine de construir su rascacielos más grande.

De esta lista cabe destacar que EEUU, país que durante el siglo XX dominó los cielos y siempre ha estado a la vanguardia de este tipo de edificios, se quede fuera y no tenga proyectos cercanos para recuperar su puesto habitual.

Su última edificación más importante ha sido el One World Trade Center, inaugurado en 2014. Tiene 541 metros, lejos de la cota de los 600 y muy lejos de los 828 metros del Burj Khalifa. Asia y Oriente Medio son ahora los reyes, aunque hay un proyecto que puede marcar un nuevo hito en la arquitectura moderna.

Estamos hablando de la Kingdom Tower, proyecto de Arabia Saudita para el 2019 y está en manos del mismo arquitecto que se encargó del proyecto del gigante Burj Khalifa. Su objetivo: superar los 1.000 metros de altura.

Pero si hay una ciudad que se prepara para batir el récord mundial esa es Tokyo, aunque, en principio, no será hasta 2045. El ya denominado Sky Mile se alzará 1600 metros sobre un conjunto de islas artificiales frente a la bahía de la capital nipona. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies