Kostunica califica de "crimen impune" la expulsión masiva de los serbios de Croacia hace once años

Actualizado 04/08/2006 13:53:21 CET

BELGRADO, 4 Ago. (EP/AP) -

El primer ministro de Serbia, Vojislav Kostunica, declaró hoy que la expulsión masiva de los serbios de Croacia hace once años constituye un "crimen impune" que nunca debería caer en el olvido.

En un comunicado con motivo del aniversario de la ocupación en 1995 de la entonces Krajina por parte del Ejército croata (con apoyo de la OTAN) y de la consiguiente expulsión de los serbios autóctonos --que habían proclamado una república no reconocida--, Kostunica hizo un llamamiento por el regreso de los refugiados a sus hogares.

"Nunca olvidaremos las horribles columnas de refugiados, que siempre serán testigos de aquel gran crimen que ha quedado impune", declaró Kostunica. "Debemos buscar la forma de reducir aquella injusticia, y trabajar para que los refugiados puedan regresar a sus hogares", añadió.

El presidente de serbia, Boris Tadic, asistió hoy en Belgrado junto a representantes serbo-croatas y dignatarios de la iglesia ortodoxa serbia a una ceremonia religiosa en homenaje a las víctimas de aquella ofensiva, conocida como la 'Oluja' ('Tormenta').

Más de 200.000 serbios huyeron ante el avance de las tropas croatas en agosto de 1995. La 'república de los serbios de Croacia' había sido proclamada en 1991, justo después de que Croacia declarara su independencia de la antigua Yugoslavia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies