Serraj felicita a los residentes de Benghazi tras la toma de la ciudad por parte de Haftar, al que no menciona

 

Serraj felicita a los residentes de Benghazi tras la toma de la ciudad por parte de Haftar, al que no menciona

Fayez Serraj, primer ministro del Gobierno de unidad de Libia
IMAIL ZEITOUNI/REUTERS
Publicado 07/07/2017 1:23:03CET

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro del gobierno de unidad de Libia, Fayez Serraj, ha felicitado este jueves a los residentes de Benghazi tras la toma de la ciudad por parte de las tropas leales al mariscal de campo Jalifa Haftar, al que no ha hecho mención en su mensaje.

En su comunicado, Serraj ha felicitado "al pueblo libio, y especialmente a nuestro pueblo en Benghazi" tras años de ofensiva encabezada por Haftar contra las milicias islamistas presentes en la ciudad.

Por su parte, la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) ha aplaudido la "liberación" de Benghazi, expresando su deseo de que "sea un paso hacia la paz, la estabilidad y la reconciliación en Libia".

"No hay lugar para el terrorismo en el país", ha resaltado la misión, en un mensaje publicado en su cuenta oficial en la red social Twitter.

Haftar anunció el miércoles la toma de Benghazi, afirmando que supone "la liberación de Benghazi del terrorismo, una liberación completa y una victoria de la dignidad". Con los avances del Ejército Nacional Libio, añadió, Benghazi "ha entrado en una nueva fase de seguridad y paz".

Benghazi ha sido uno de los puntos clave en las confrontaciones en el país desde que el mariscal de campo Jalifa Haftar lanzara en mayo de 2014 la 'Operación Dignidad' contra las milicias islamistas.

Si bien en ese momento era Ansar al Sharia --ligada a la organización terrorista Al Qaeda-- la que tenía mayor peso en la ciudad, en la actualidad es el grupo yihadista Estado Islámico el que cuenta con más milicianos.

La ofensiva de Haftar ha sido renovada durante los años, y en febrero de 2016 arrancó bajo el nombre 'Operación Sangre de los Mártires', logrando arrinconar a los yihadistas en varios barrios, entre ellos Ganfuda.

La ciudad ha sido uno de los focos de los combates desde el derrocamiento y ejecución a manos de los rebeldes de Muamar Gadafi en octubre de 2011, que derivó en la división del país en tres gobiernos enfrentados y respaldados por diferentes milicias.

Las fuerzas de Haftar consolidan además su relevancia en un escenario político complejo. El Ejército Nacional Libio, afín al Gobierno instalado en el este del país, no ha ocultado su deseo de llegar Trípoli, donde tiene su sede una administración de unidad promovida por la ONU y apoyada por la mayoría de la comunidad internacional.

La liberación oficial de Benghazi, sin embargo, no garantiza el final de la violencia, en la medida en que grupos rivales podrían seguir utilizando táctica de guerrilla contra las fuerzas de Haftar. La ciudad también debe reponerse de los daños materiales que han acarreado tres años consecutivos de ataques y bombardeos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies