Serraj y Haftar pactan un alto el fuego y aunar fuerzas para estabilizar Libia

Emmanuel Macron, Fayez Serraj y Jalifa Haftar
REUTERS / PHILIPPE WOJAZER
Publicado 25/07/2017 18:56:53CET

Macron anuncia la voluntad de las partes de celebrar elecciones en primavera de 2018

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro del Gobierno de unidad de Libia, Fayez Serraj, y el jefe de las tropas desplegadas en el este, Jalifa Haftar, han pactado este martes en París una 'hoja de ruta' para tratar de estabilizar el país norteafricano y que incluye, entre otras medidas, un alto el fuego y la perspectiva de reunificación de las fuerzas de seguridad.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha ejercido de anfitrión para una esperada reunión entre los dos polos de poder que se disputan actualmente el control político de Libia. Haftar, al mando del Ejército Nacional Libio (ELN), defiende la legitimidad de la administración instalada en el este, mientras que Serraj intenta a duras penas fortalecer el Gobierno de unidad impulsado por la ONU.

Al término del encuentro, ambos han suscrito un comunicado conjunto para subrayar que "la solución a la crisis libia sólo puede ser política y pasa por un proceso de reconciliación nacional". Este gesto pasa, en primer lugar, por la adopción de un alto el fuego que descarta cualquier enfrentamiento entre ambos bandos y limita el uso de la fuerza "estrictamente" a la lucha contra el terrorismo.

"Nos hemos comprometido en favor de la construcción de un Estado de Derecho en Libia, soberano, civil y democrático, que garantice la separación y el traspaso pacífico de poderes y el respeto de los Derechos Humanos y que esté dotado de instituciones nacionales unificadas", han señalado los firmantes, en una alusión a la división que ha lastrado a Libia desde el final del régimen de Muamar Gadafi en 2011.

Entre las instituciones que deben ahora "reunificarse" figuran las fuerzas militares y de seguridad, a las que Serraj y Haftar han invitado a unirse a "los combatientes que lo deseen". En este sentido, han apelado al "desarme" y a la "desmovilización" de los grupos armados para organizar un frente común que permita combatir los desafíos imperantes.

La lucha contra el terrorismo, la vigilancia de fronteras y el control de los flujos migratorios figuran entre estos retos, según la nota, que alude específicamente a la necesidad de hacer frente a las redes criminales "que instrumentalizan Libia y desestabilizan el Mediterráneo central".

ELECCIONES

Serraj y Haftar se han comprometido a trabajar para que Libia pueda celebrar elecciones parlamentarias y presidenciales cuando sea "posible", "con el apoyo y bajo la supervisión de Naciones Unidas".

La nota oficial difundida por el Elíseo no alude a ningún calendario concreto, pero Macron, en la rueda de prensa posterior, ha anunciado que la intención de las partes es que dichos comicios tengan lugar "en primavera" de 2018, según informan los medios galos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies