Seúl y Pyongyang cierran sin acuerdo su cuarta ronda de conversaciones sobre Kaesong

Actualizado 18/07/2013 7:43:28 CET

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los gobiernos de Corea del Sur y Corea del Norte han cerrado este miércoles sin acuerdo su cuarta ronda de conversaciones sobre el futuro del complejo industrial intercoreano de Kaesong casi tres meses después de su cierre a raíz del repunte de las tensiones nucleares en la península.

Fuentes surcoreanas han indicado que el encuentro "ha sido una repetición de las dos últimas conversaciones" y que ambas partes han sido incapaces de alcanzar un compromiso, si bien han anunciado que se reunirán una vez más la semana que viene.

"El Norte y el Sur tienen aún amplias diferencias en la redacción de las garantías legales necesarias para normalizar (el complejo) de forma constructiva", ha dicho el líder de la delegación surcoreana, Kim Ki Woong, según ha informado la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Por su parte, Pyongyang ha acusado a Seúl de ser "deshonesto e insincero" y de "crear obstáculos artificiales para evitar la resolución de los problemas" durante la última ronda de conversaciones, según ha recogido la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA.

"Sólo ha pretendido que las conversaciones continúen, haciendo que hayan sido infructuosas. Las conversaciones han finalizado sin frutos debido a las peticiones poco razonables y la actitud insincera (de Seúl), a pesar de los esfuerzos del Norte", ha remachado el Gobierno norcoreano.

Seúl ha insistido en que las negociaciones se deben centrar en lograr una serie de normas que protejan el complejo para evitar que se vea afectado por cualquier evento político o no estrictamente económico.

El Gobierno surcoreano quiere evitar así que vuelvan a repetirse los costes económicos (estimados en unos 716 millones de euros) que acarreó el cierre del complejo, fruto de una cumbre celebrada en el año 2000, a las 123 empresas surcoreanas que allí operan. En el polígono industrial de Kaesong trabajan unas 53.000 personas.

Corea del Norte ha priorizado en las conversaciones una rápida reapertura, algo que deben aprobar los ingenieros surcoreanos que visiten previamente el complejo, una vez hayan supervisado las instalaciones y su acondicionamiento de cara a la temporada de lluvias acompañados de empresarios surcoreanos con negocios en el polígono.

Otro de los puntos del principio de acuerdo versa sobre la recuperación de los productos finalizados y la materias primas que dejaron atrás durante la apresurada salida de los trabajadores norcoreanos. Los empresarios y empleados surcoreanos podrán acceder a la zona después de que Pyongyang autorizara su paso a través de la zona desmilitarizada.

El complejo industrial se encuentra en la región administrativa de Kaesong, en Corea del Norte, a unos diez kilómetros de la frontera común.

Kaesong es uno de los escasos ejemplos de cooperación entre las dos Coreas, que técnicamente se encuentran en guerra, ya que tras tres años de combates se limitaron a firmar un armisticio para poner fin a las hostilidades, en lugar de un acuerdo de paz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies