Siete detenidos por su presunta relación con el Estado Islámico en Malasia

Policía en Malasia
REUTERS / ATHIT PERAWONGMETHA
Publicado 24/03/2018 15:36:02CET

KUALA LUMPUR, 24 Mar. (Reuters/EP) -

La Policía de Malasia ha detenido a siete hombres por su presunta relación con el Estado Islámico. Los sospechosos estaban preparando atentados contra templos no musulmanes y otros objetivos, han informado este sábado las autoridades.

Entre los detenidos hay seis malasios detenidos en el estado de Johor, al norte de Singapur, y un séptimo sospechoso sería filipino y estaría vinculado con el grupo yihadista Abú Sayyaf. El filipino fue arrestado en el estado de Sabah, en el este el país. Las detenciones son resultado de una serie de operaciones desarrolladas entre el 27 de febrero y el 15 de marzo, ha explicado el inspector general de la Policía, Mohamad Fuzi.

Los seis detenidos en Johor eran miembros de una célula del Estado Islámico y entre ellos había un individuo de 37 años que se dedicaba a reclutar a nuevos miembros y que sería el cerebro de los atentados que preparaban. Otro es un guardia de seguridad que asesoraba a la célula y ayudaba a mantener sus actividades en secreto. Un tercero era el encargado de comprar armas en un país vecino y de fijar los objetivos, ha indicado Fuzi.

Otro de los miembros era un trabajador de un restaurante de 25 años al que se había encargado el secuestro y asesinato de policías. "Todos ellos tenían previsto huir a un país vecino y refugiarse junto a una milicia tras perpetrar sus planes", ha asegurado Fuzi.

El filipino tiene 31 años y sería un lugarteniente del líder de Abú Sayyaf, Furuji Indama, y tendría relación con el terrorista malasio MAhmud Ahmad, ha asegurado Fuzi. Este sospechoso está buscado por las autoridades filipinas por secuestros y sería un experto en fabricación de explosivos.

Cientos de personas han sido detenidas en los últimos años por presunta relación con grupos terroristas. El país está en alerta desde que milicianos afines al Estado Islámico perpetraron una cadena de atentados en Yakarta, la capital de la vecina Indonesia, en enero de 2016.