Singapur deporta a dos periodistas surcoreanos por irrumpir en la residencia del embajador norcoreano

Publicado 10/06/2018 11:13:27CET

SINGAPUR, 10 Jun. (Reuters/EP) -

Dos periodistas de la televisión pública de Corea del Sur, KBS, han sido deportados por traspasar el cordón de seguridad en torno a la residencia del embajador norcoreano, en vísperas de la histórica cumbre entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un.

La Policía singapurense ha informado este domingo en un comunicado de que los dos hombres fueron repatriados el sábado a Corea del Sur. "Sus permisos de visita han sido cancelados", ha subrayado.

El ministro de Interior, K. Shanmugam, ha informado además de que a varias personas se les ha negado la entrada al país debido a las estrictas medidas de seguridad que rodean la cumbre.

"Ayer, teníamos a alguien de un país de la región con nuestro ICA (permiso migratorio) y, cuando buscamos en su teléfono móvil, vimos que había buscado atentados suicidas", ha contado.

Singapur, una ciudad-estado de apenas cinco millones de habitantes conocida por ser uno de los pocos focos de estabilidad democrática en la región, se ha convertido en una auténtica fortaleza para albergar la reunión entre Trump y Kim.

El primer ministro, Lee Hsien Loong, ha cifrado en 20 millones de dólares el coste de albergar la cumbre, la mitad en concepto de seguridad. "Estamos dispuestos a pagarlo", ha dicho en rueda de prensa, explicando que esta reunión es necesaria para dar un "nuevo rumbo" a las relaciones entre las dos Coreas y avanzar hacia la estabilidad regional.

La prioridad del diálogo entre Trump y Kim es lograr un entendimiento suficiente para reanudar las conversaciones sobre la desnuclearización de la península coreana, que quedaron suspendidas hace una década por las pruebas atómicas del régimen comunista.

Trump ha sugerido en los últimos días que también podrían llegar a un acuerdo para avanzar hacia la pacificación de Corea. Seúl y Pyongyang siguen técnicamente en guerra porque en 1953 solo firmaron un armisticio para cesar los combates. Estados Unidos, como garante designado por la ONU para este conflicto, juega un papel esencial en la paz.