Amnistía pide a los Amigos de Siria que sus propuestas "se centren en la defensa de los Derechos Humanos"

Actualizado 24/02/2012 13:36:56 CET

Asegura que dispone de los nombres de 465 víctimas mortales de los bombardeos contra Homs

LONDRES, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) ha pedido al grupo de Amigos de Siria que las discusiones y propuestas de la cumbre que se celebra este viernes en Túnez "se centren en los Derechos Humanos". Asimismo, ha reclamado que se permita el acceso humanitario "inmediato" a Homs y ha asegurado que dispone de los nombres de 465 víctimas mortales de los bombardeos del Ejército sirio contra esta ciudad del oeste del país.

"Amnistía Internacional pide a los Estados que participen hoy en la reunión de Amigos de Siria de Túnez que sus discusiones se centren en los Derechos Humanos y que consideren las implicaciones en materia de Derechos Humanos de cualquiera de las propuestas", aseveró la organización en un comunicado.

El grupo de los Amigos de Siria engloba a medio centenar de países --incluidos los principales Estados occidentales y árabes y ausentes, por decisión propia, Rusia y China-- y a importantes organizaciones internacionales, como la Liga Árabe, la Unión Europea y la Conferencia Islámica.

AI también ha pedido que se tome "seriamente en consideración" la formación de una misión de observadores de la ONU sobre Derechos Humanos en Siria y ha solicitado a los Estados miembros de Naciones Unidas que "exploren esta posibilidad". Al respecto, Amnistía recordó que desde la retirada de la misión de observación de la Liga Árabe, la violencia "ha aumentado significativamente".

HOMS

Según Amnistía, desde que comenzaron los bombardeos del Ejército contra Homs, y de forma muy especial contra el barrio de Baba Amro, la organización "ha recibido los nombres de 465 personas que, según las informaciones, han muerto" en la ciudad.

"Los balances que nos llegan de Homs son cada vez más duros e indican que la gente carece de las comodidades más básicas", declaró la subdirectora interina de Amnistía Internacional para Oriente Próximo y Norte de África, Ann Harrison.

Varios vecinos de Baba Amro han informado a AI de que los bombardeos y enfrentamientos han destruido las redes eléctrica e hidráulica y hay pocas expectativas de que se recuperen. A causa de los cortes de electricidad, la población no puede refrigerar los alimentos, lo cual agrava la falta de comida, incluida la leche de los bebés.

Aparte, la zona sufre graves carencias de medicinas y personal médico y algunos de los testigos han asegurado a la organización que solo hay un médico en el hospital improvisado que se ha levantado en Baba Amro.

"Las autoridades sirias deben poner fin, inmediatamente, a sus implacables bombardeos y permitir el acceso humanitario, pleno, inmediato y sin obstáculos, a las zonas afectadas", manifestó Ann Harrison.

PAÍSES VECINOS

Amnistía Internacional ha advertido también de que los países vecinos de Siria tienen la "responsabilidad" de ayudar a los sirios a huir de la violencia y a levantar las restricciones de entrada, así como garantizar su protección e impedir su repatriación forzosa a Siria.

Al respecto, según la organización, "muchos sirios residentes fuera del país, incluidos los países vecinos, han informado de amenazas por parte de los servicios de Inteligencia sirios".

Aparte, un grupo de refugiados en Jordania aseguraron a los investigadores de AI que visitaron este país la semana pasada que habían recibido "una atención muy limitada por parte de las autoridades médicas jordanas o de las organizaciones médicas internacionales a pesar de presentar graves heridas de bala, de metralla o por torturas".

"Pedimos a todos los países vecinos de Siria que suministren acogida y atención médica adecuadas a las persinas que han huido de sus hogares a causa de la implacable violencia", advirtió Ann Harrison. "Si fuese necesario, los miembros de la comunidad internacional deberían suministrar apoyo financiero o material en apoyo de estos esfuerzos", agregó.

Aparte, la organización ha pedido a "todos los países" que no obliguen a los sirios a regresar a su país, "dado el importante deterioro de la situación política y de Derechos Humanos en los últimos meses y lo imprevisible de los acontecimientos".

En su comunicado, AI ha reiterado su llamamiento para que la situación de Siria sea remitida al Tribunal Penal Internacional (TPI) y para que se apruebe "un amplio embargo de armas y una congelación de los bienes del presidente sirio, Bashar al Assad, y de las personas próximas a él".

CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD

Amnistía recordó también que el informe del equipo de investigadores de la ONU, hecho público el pasado miércoles, "corrobora" las conclusiones de la organización sobre "ataques generalizados y sistemáticos contra civiles al nivel de crímenes contra la Humanidad y otras graves violaciones de Derechos Humanos".

"Las conclusiones revelan que estas violaciones han sido cometidas con el aperente conocimiento y consentimiento de los mandos militares y de altos representantes del Gobierno sirio", aseveró AI.

"La lista sellada con los nombres de los supuestos responsables de crímenes contra la Humanidad, que se adjunta a las investigaciones, supone un avance hacia la rendición de cuentas y un motivo más para remitir la situación de Siria al TPI", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies