El CICR advierte de que, dos años después del comienzo del conflicto, los civiles siguen sufriendo la peor parte

Actualizado 15/03/2013 11:39:16 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC) ha advertido este viernes, con motivo del segundo aniversario del comienzo del conflicto interno en Siria, de que los civiles siguen sufriendo "las peores consecuencia" de una violencia que causa la muerte de "cientos de personas cada día" y que ha generado millones de desplazados y miles de detenidos y desaparecidos.

"Dos años después del desencadenamiento de la violencia en Siria, las necesidades alcanzan niveles sin precedente", ha afirmado la organización en un comunicado. "Las personas civiles siguen sufriendo las peores consecuencias del conflicto armado" y padecen "en carne propia" los enfrentamientos "encarnizados", y sus condiciones de vida "se deterioran de forma incesante, sin que puedan prever cuándo acabarán sus sufrimientos", prosigue el texto.

"Cientos de personas mueren cada día en Siria, millones están desplazadas en el país y otras han huido a países vecinos donde viven en muy difíciles condiciones", ha declarado el jefe de Actividades Operacionales para Oriente Próximo y Oriente Medio, Robert Mardini, del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Los bienes materiales y las infraestructuras han sufrido grandes daños, "y zonas enteras han quedado reducidas a escombros", ha indicado la organización en su informe. "Desafortunadamente, la gente se está acostumbrando" al "elevado de víctimas civiles" que se registran "a diario", ha advertido Mardini.

"Las partes en conflicto están lejos de dar con una solución política a la situación, y la comunidad internacional no ha logrado negociar un fin a este conflicto armado", ha proseguido. Al mismo tiempo, "a pesar de los ingentes esfuerzos desplegados por algunas organizaciones humanitarias sobre el terreno, la asistencia que se presta a las personas en Siria es más que insuficiente para atender a unas necesidades cada vez mayores", ha lamentado el CICR.

Según el informe del CICR, el grave deterioro en las condiciones de salud que sufre la población se ve incrementado por los ataques de que han sido objeto los establecimientos de salud y los trabajadores de la salud, algunos de los cuales han muerto.

"Se han señalado o presenciado muchas atrocidades contra las personas civiles, así como ataques contra personal de salud y trabajadores que aportan asistencia", ha denunciado el jefe de actividades, quien ha reclamado que "cesen las presentes violaciones al Derecho Internacional Humanitario y a los principios humanitarios básicos que cometen todas las partes".

DETENIDOS Y DESAPARECIDOS

"Miles y miles de personas han desaparecido o están detenidas", ha proseguido el Comité. "Las familias buscan desesperadamente a sus seres queridos, pero carecen de toda información sobre su paradero", ha añadido.

"A pesar de las repetidas tentativas para reanudar nuestras visitas a los detenidos, es poco lo que hemos podido lograr", ha denunciado Mardini. En estas condiciones, "actualmente no disponemos de información de primera mano sobre la situación de los detenidos", ha explicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies