Siria.- La CNFORS niega presiones de Washington y Londres para que no se nombre un primer ministro interino

Actualizado 15/03/2013 5:36:02 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Coalición Nacional de Fuerzas Opositoras y de la Revolución Siria (CNFORS) ha subrayado este jueves que sigue adelante con los preparativos para nombra a un primer ministro provisional al frente de las áreas arrebatadas al Gobierno, al tiempo que ha desmentido que los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido estén poniendo trabas al proceso.

La formación opositora pospuso a principios de mes un encuentro previsto para seleccionar al futuro primer ministro provisional en el marco de múltiples informes sobre las divisiones que persisten en el grupo. Pese a que posteriormente anunció que haría el nombramiento el martes en Estambul, no hubo pronunciamiento alguno.

En este sentido, el portavoz de la CNFORS Jalid Salé ha argumentado que la oposición está esperando a que Washington y Londres pongan en marcha sus planes de apoyo a los rebeldes, pero ha descartado cualquier tipo de freno.

"El retraso en la formación del Gobierno no se debe a presiones por parte de Estados Unidos o Reino Unido. En el último encuentro de la CNFORS votamos conformar el Ejecutivo y la mayoría de los miembros mostró su apoyo", ha apuntado. "Espero que tengamos primer ministro para el Gobierno interino antes del 20 de marzo", ha añadido.

"En cuanto al apoyo de Washington y Londres, apreciamos las promesas de ambos países, ya que creemos que puedan ayudarnos a conseguir un cambio en el balance de poderes sobre el terreno. Esperamos recibirlo y que las promesas se conviertan en acciones", ha dicho Salé en declaraciones concedidas al diario británico 'The Guardian'.

En base a las últimas informaciones, el Consejo Nacional Sirio (CNS), que lideró la oposición hasta la formación de la CNFORS y constituye un amplio bloque dentro de los 71 miembros que integran la coalición, muy influida por Hermanos Musulmanes, ha elegido a tres candidatos para el cargo de primer ministro.

Se trata de Salem al Muslet, una figura tribal del noreste de Siria que trabajó para 'think-tanks' en el Golfo; Osama al Qadi, economista educado en Estados Unidos que encabeza un grupo de trabajo que está elaborando planes para recuperación económica tras la caída de Bashar al Assad; y el veterano opositor Burhan Ghalioun, un respetado profesor de Homs y anterior presidente del CNS.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies