Decenas de muertos en una nueva jornada de enfrentamientos en los alrededores de la Mezquita Omeya de Alepo

Actualizado 27/02/2013 2:50:07 CET

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y grupos opositores armados en los alrededores de la Mezquita Omeya de Alepo se han saldado este martes con decenas de fallecidos en ambos bandos, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El balance de la organización --con sede en Londres pero con una amplia red de informantes en Siria-- incluye 26 combatientes rebeldes, 40 soldados y cinco miembros de la 'shabbiha', una milicia pro gubernamental, en las últimas 48 horas.

Por su parte, la agencia estatal siria de noticias, SANA, ha achacado a "terroristas" la explosión registrada en el muro sur de la Mezquita Omeya, que, según estas informaciones, "ha causado daños significativos en la pared y las zonas aledañas".

Los combates en los alrededores de la mezquita suponen una amenaza para el edificio, que ya sufrió daños significativos en octubre de 2012 en el marco de los enfrentamientos entre rebeldes y fuerzas de seguridad. En ese momento, las fuerzas opositoras acusaron al Ejército de la destrucción, pero Damasco achacó a "terroristas" los daños causados al edificio.

En septiembre, el zoco de la ciudad, el más importante en su categoría a nivel mundial y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), quedó prácticamente reducido a cenizas por los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los rebeldes.

A pesar de que el mercado cubierto del siglo XIV había conseguido salir ileso de la guerra, los combates desatados en ese mes en la localidad provocaron un gran incendio que arrasó entre 700 y 1.000 tiendas.

La UNESCO ha indicado que los otros escenarios que pertenecen al Patrimonio de la Humanidad --las ciudades viejas de Alepo y Damasco, el desierto de Palmira y la fortaleza cruzada de Crac des Chevaliers--, ya han sufrido daños en el marco de los enfrentamientos armados en el país.

Naciones Unidas calcula que desde marzo de 2011, cuando comenzó el levantamiento popular contra el Gobierno de Bashar al Assad, unas 70.000 personas han muerto a causa de los combates entre las fuerzas gubernamentales y rebeldes.

El Gobierno atribuye gran parte de las víctimas a los grupos terroristas que actúan en el país árabe --según ha denunciado insistentemente-- con la financiación y el apoyo material de Arabia Saudí, Qatar y Turquía, entre otros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies