Siria destruyó 71 de los 103 misiles lanzados en el ataque tripartito, según Rusia

Un misil cruza el cielo de Damasco
REUTERS / SANA SANA
Actualizado 16/04/2018 20:25:40 CET

MOSCÚ, 16 (EUROPA PRESS)

El Ministerio de Defensa ruso ha asegurado este lunes que las fuerzas sirias lanzaron 112 cohetes antimisiles que destruyeron 71 de los 103 misiles de crucero lanzados el sábado por Estados Unidos, Francia y Reino Unido sobre objetivos sirios.

"En total, las fuerzas sirias de defensa antiaérea destruyeron 71 misiles de crucero de los 103 detectados en el espacio aéreo del país árabe", ha indicado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso Igor Konashenkov.

Para ello, según Konashenkov, los militares sirios usaron el sistema antiaéreo Pántsir, de fabricación rusa, según declaraciones recogidas por la agencia de noticias oficial rusa Sputnik.

Moscú ha dudado así de las afirmaciones de Washington sobre que solo fueron atacados tres emplazamientos sirios y ha revelado que los proyectiles fueron lanzados desde el Mediterráneo, el golfo Pérsico y la base estadounidense de Al Tanf, en el sur de Siria.

"De acuerdo a las declaraciones de los departamentos militares de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, hubo solo tres objetivos para atacar en Siria, es decir, fueron disparados contra cada uno de los objetivos más de 30 misiles de crucero y misiles aire-tierra, hecho que suscita grandes dudas", ha añadido Konashenkov.

Sin embargo, un portavoz del Pentágono ha asegurado en declaraciones a Sputnik que los sistemas de defensa antiaérea de Siria fueron "totalmente ineficaces". "Las afirmaciones rusas de que interceptaron nuestros misiles son completa y absolutamente falsas. Son totalmente infundadas y parte de una campaña de desinformación", ha añadido.

Estados Unidos, Reino Unido y Francia atacaron el 14 de abril instalaciones sirias supuestamente utilizadas para fabricar armas químicas. El ataque es en represalia al presunto uso de armas químicas contra civiles el pasado 7 de abril que denuncian Washington y sus aliados, pero que tanto Damasco como Moscú niegan.

Contador