El Gobierno acusa al embajador en Irak de violar sus obligaciones y pide responsabilidades legales

Actualizado 13/07/2012 6:10:14 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Exteriores y Expatriados de Siria ha indicado que el embajador sirio en Irak, Nawaf al Fares, ha realizado declaraciones a la prensa que vulneran su obligación de defender la posición del país, por lo que se le deben exigir responsabilidades legales.

A través de un comunicado, el Ministerio ha acusado a Al Fares de incumplir sus obligaciones como embajador por sus declaraciones a la prensa, en alusión al vídeo que el diplomático difundió ayer por Facebook para anunciar su dimisión y su adhesión a la revolución siria, en señal de protesta por la represión gubernamental de la población civil.

Además, el Ministerio ha indicado que Al Fares abandonó la Embajada de Siria en Bagdad sin la autorización necesaria, violando con ello las normas que regulan el Servicio Diplomático del país árabe.

Horas antes, el Ministerio anunció a través de dicha red social que el embajador había sido relevado de su cargo y que, por tanto, ya no tenía ninguna relación con el Gobierno de Bashar al Assad.

El comunicado, recogido por la agencia de noticias SANA, añade que, a pesar del incidente, el Ministerio "seguirá trabajando con su habitual eficiencia para servir a los intereses de los pueblos hermanos de Siria e Irak".

La dimisión de Al Fares es la primera que se produce de un alto cargo diplomático del régimen sirio desde que comenzó el conflicto, hace 16 meses. Hasta ahora se han producido deserciones de militares, en su mayoría de bajo rango.

Mohamed Sermini, portavoz del Consejo Nacional Sirio, ha advertido de que el caso de Al Fares "es solo el principio de una serie de deserciones en el ámbito diplomático". "Estamos en contacto con varios embajadores", ha apuntado