Los rebeldes secuestran a dos obispos ortodoxos sirios en Alepo

Actualizado 23/04/2013 4:08:43 CET

BEIRUT, 23 Abr. (Reuters/EP) -

Dos obispos ortodoxos sirios han sido secuestrados este lunes por los rebeldes armados en la localidad de Kfar Dael, ubicada en la provincia de Alepo (norte), según ha informado la agencia de noticias siria, SANA.

Se trata de Yohanna Ibrahim y Paul Yazigi, arzobispos de la Iglesia Ortodoxa Siria y de la Iglesia Ortodoxa Griega en Alepo, respectivamente, que han sido secuestrados por "un grupo terrorista" mientras llevaban a cabo "una labor humanitaria", según la agencia.

Un miembro del grupo opositor Coalición Nacional Siria, Abdulahad Steifo, ha asegurado que los dos hombres han sido secuestrados en el momento en que Ibrahim iba a recoger a Yazigi, quien acababa de entrar en la zona bajo control rebelde procedente de Turquía.

Desde el inicio del conflicto en el país han fallecido varios clérigos musulmanes a causa de los enfrentamientos entre grupos opositores y fuerzas de seguridad. Los dos obispos son los dos miembros de la Iglesia Ortodoxa de mayor jerarquía afectados directamente por la situación política en el país.

La comunidad cristiana supone algo menos del diez por ciento de la población total del país y, al igual que otras minorías religiosas, no se ha posicionado claramente contra el presidente sirio, Bashar al Assad, que pertenece a la comunidad alauí, una secta del Islam chií.

Algunas minorías han expresado su temor creciente ante la posibilidad de la caída del Gobierno de Al Assad, que ha garantizado un determinado margen de libertad de culto sin derechos políticos, especialmente a causa de la radicalización de algunos grupos suníes que integran la oposición armada.

Este mismo mes, el Frente al Nusra, una de las milicias con mayor potencia de fuego en el país, juró fidelidad al líder de la organización terrorista Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, lo que provocó una ola de rechazo entre la oposición laica y musulmana moderada.

En septiembre de 2012, Ibrahim afirmó que cientos de familias cristianas habían huido de Alepo a causa de los enfrentamientos entre rebeldes y soldados en sus intentos por conseguir el control de la localidad, la más grande del país.

"Alepo no ha vivido un momento tan crítico y doloroso en su historia moderna (...) Los cristianos han sido atacados y secuestrados de maneras monstruosas y sus familiares han pagado grandes cantidades por su liberación", dijo. Asimismo, denunció los daños sufridos por varias iglesias y centros cristianos en Homs.

Por su parte, Yazigi recalcó en enero la importancia de que los levantamientos populares que se han sucedido en el mundo árabe desde finales de 2010 no pongan en peligro siglos de diversidad religiosa en Oriente Próximo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies