Siria y la ONU firman un acuerdo para determinar los efectos socioeconómicos que causan los refugiados iraquíes

Actualizado 22/10/2007 11:08:25 CET

DAMASCO, 22 Oct. (EP/AP) -

El Gobierno sirio y Naciones Unidas han firmado un acuerdo por el que determinarán el número de refugiados iraquíes que han huido a esta país desde el comienzo de la guerra en 2003 y los efectos socioeconómicos.

Cientos de miles de iraquíes han huido de la violencia y actualmente residen en Siria, aumentando la tensión entre las autoridades de Damasco, que asegura sufrir grandes pérdidas en sus recursos. El Gobierno ha solicitado asistencia internacional en numerosas ocasiones.

Se espera que el nuevo proyecto firmado por el viceministro de Exteriores sirio, Faysal Mekdad, y el representante del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Ali Zaatari, dure siete meses y esté dirigido a "definir el número, la distribución geográfica y las características socioeconómicas de los desplazados iraquíes en Siria", explicó el PNUD en un comunicado.

De esta forma, el estudio que se complete sugerirá "respuestas operacionales para mitigar el impacto que la llegada de tantos refugiados ocasiona en la vida social y económica de Siria, indica el comunicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies