Siria.- Turquía no descarta intervenir militarmente en Siria si peligra la seguridad nacional y fracasa la diplomacia

Actualizado 14/04/2012 8:49:45 CET

ANKARA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Ahmet Davutoglu, no ha descartado este viernes que Ankara intervenga militarmente en Siria si peligra la seguridad nacional y fracasa la cobertura diplomática de la comunidad internacional. El Ejército de Siria perpetró sendos ataques el lunes y el martes contra refugiados sirios cerca de la frontera con Turquía, lo que desató las alarmas en el Gobierno turco.

En conversación con los líderes del G-8, Davutoglu ha avenido que les transmitió su preocupación, ya que tales hechos "trascendieron el límite de lo humanitario" y "constituyen riesgos de seguridad" para Turquía, ante lo cual, ha ahondado, Ankara se reservará "su derecho de tomar las medidas de prevención necesarias en caso de que el apoyo de la comunidad internacional a Turquía fracase".

"Si la seguridad de Turquía es una preocupación, toda opción permanecerá sobre la mesa", ha sostenido Davutoglu, en alusión a las posibles incursiones de guerrilleros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) a través de la frontera con Siria gracias al apoyo del régimen. Fuentes del Gobierno turco han asegurado que dicha colaboración entre el PKK y Damasco es muy estrecha debido al viraje político emprendido por Ankara para con Siria por la represión.

Por otra parte, Davutoglu ha reconocido este viernes que el Gobierno sirio ha cesado el uso de armas pesadas contra la población desde la entrada en vigor de la tregua entre las fuerzas del régimen y de la oposición este jueves, pero ha negado que la violencia y los asesinatos hayan finalizado. En concreto, ha admitido que "existe un descenso de la violencia", no bien rechaza que "el régimen sirio esté cumpliendo totalmente el plan de paz" del mediador para Siria de Naciones Unidas y la Liga Árabe, Kofi Annan. "Hay carros de combate y armas pesadas aún en algunas localidades, lo que supone una amenaza para los civiles", ha argumentado Davutoglu.

"El régimen sirio teme tener su propio Tahrir", ha indicado el titular de Exteriores turco, en alusión al epicentro de las masivas manifestaciones en El Cairo que terminaron derrocando al otrora presidente egipcio, Hosni Mubarak. "Esa es mi convicción desde el día uno", ha enfatizado.

Davutoglu se ha negado a aportar cifras de muertos sin confirmar de este viernes, cuando se han celebrado numerosas manifestaciones en Siria en contra del régimen de Bashar al Assad, pero sí ha confirmado que las tropas sirias han efectuado disparos al aire para dispersar a las multitudes.

En vistas al posible éxito del plan de pacificación de Annan, Davutoglu ha apelado por la cautela y ha aseverado que bien podría suponer una sólida base de cara al futuro, nunca el final del conflicto.

Según el diario turco 'Hurriyet', Turquía exige a Damasco que retire todas las armas pesadas de los núcleos de población y cese su utilización, que permita el despliegue de una misión de observadores de la ONU, así como las manifestaciones pacíficas.

Mientras el Consejo de Seguridad de la ONU continúa encallando en las negociaciones para emitir una resolución de condena contra el régimen de Al Assad ante la oposición de Rusia, Turquía ha adoptado más beligerante hacia el Gobierno sirio desde que dos personas fallecieran y 19 resultaran heridas en los ataques en la franja fronteriza turco-siria, de entre las cuales al menos dos eran de nacionalidad turca.

Más de 9.000 personas han fallecido en Siria desde el comienzo de los levantamientos hace más de un año, si bien la oposición eleva tal balance a más de 15.000 y el Gobierno sirio lo reduce a algo más de 6.100, la mayor parte de ellos miembros de las fuerzas de seguridad y del Ejército. Estas cifras no pueden ser corroboradas debido a la ausencia de medios internacionales en Siria.