Los resultados preliminares de las elecciones presidenciales en Egipto dan la victoria a Al Sisi

El presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, votando
REUTERS / HANDOUT .
Actualizado 29/03/2018 9:27:03 CET

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, ha conseguido un segundo mandato de cuatro años en las elecciones que se han celebrado durante los últimos tres días, según los resultados preliminares que ha difundido este jueves el diario estatal 'Ajhbar El Youm'.

El conteo inicial revela que Al Sisi ha conseguido 21,5 millones de votos, mientras que su único rival, Musa Mustafá Musa, habría obtenido 721.000.

En las anteriores elecciones presidenciales, celebradas en 2014, Al Sisi ganó con casi 24 millones de votos, un 96 por ciento, frente a los cerca de 760.000, un 3,9 por ciento, que sumó su entonces competidor, Hamdeen Sabahi.

En los dos primeros días de votación, lunes y martes, la participación se situó en torno al 47 por ciento, de un electorado de 60 millones de personas, muy por debajo de lo esperado por las autoridades y los candidatos, que habían pedido a los egipcios que acudieran a las urnas.

El proceso electoral concluyó el miércoles a las 22.00, horas después de lo previsto debido a una prórroga por la masiva afluencia de votantes, según justificó la Autoridad Nacional de Elecciones (NEA), que al mismo tiempo amenazó con multar a quienes se abstuvieran, en contra de lo indicado días antes por el Parlamento.

Durante la última jornada, varios votantes admitieron haber recibido dinero, comida y otros incentivos para votar, en un aparente intento de las autoridades egipcias por conseguir una alta participación con la que Al Sisi, en ausencia de varios competidores, pretende legitimar su victoria.

Estas elecciones presidenciales han sido muy cuestionadas porque la NEA validó solamente las candidaturas de Al Sisi y Musa, líder del partido Ghad que hasta su inscripción como candidato apoyaba al actual mandatario. La oposición denunció una campaña gubernamental de acoso para boicotear a los demás aspirantes.

La NEA ha asegurado que los comicios serán libres y justos, una línea en la que también se ha expresado la campaña de Al Sisi, que ha intentado dar la imagen de que serán unas elecciones disputadas y que los ciudadanos tienen opción para elegir a su próximo presidente.

Al Sisi accedió a la Presidencia en 2014 con un 97 por ciento de los votos --e igualmente casi sin oposición-- tras encabezar un año antes un golpe de Estado militar siendo jefe de las Fuerzas Armadas contra el entonces presidente electo, Mohamed Mursi.