Los socios bávaros de Merkel propone hacer pruebas de ADN para determinar la edad de los menores refugiados

Refugiados en Alemania
REUTERS
Publicado 02/01/2018 19:16:11CET

BERLÍN, 2 Ene. (Reuters/EP) -

La Unión Socio Cristiana (CSU), el aliado en Baviera de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Angela Merkel, ha propuesto este martes hacer pruebas de ADN para determinar la edad de los menores que soliciten asilo, una medida que la Asociación de Médicos de Alemania ha considerado un ultraje ético.

El debate ha surgido a raíz de un suceso ocurrido la semana pasada en el que un inmigrante afgano apuñaló a su novia alemana de 15 años. Los documentos oficiales del atacante dicen que tiene 15 años pero el padre de la víctima ha asegurado a la prensa que es mayor.

Este suceso se ha colado en las discusiones sobre la política migratoria que debería adoptar el nuevo gobierno. La línea dura de la CSU fue el principal detonante de las negociaciones entre los conservadores de Merkel con liberales y verdes y amenazan con dinamitar también las incipientes conversaciones con los socialdemócratas.

La política migratoria se ha convertido en el principal caballo de batalla de la CSU tras la crisis de refugiados sufrida en 2015 que llevó a Europa más de un millón de inmigrantes y solicitantes de asilo, la mayoría de los cuales fueron a parar a Alemania.

En los últimos tres años, las autoridades alemanas han registrado cerca de 70.000 menores no acompañados que solicitan asilo. Los más críticos, entre los que se cuenta la CSU, se muestran escépticos porque creen que muchos de ellos serían mayores de 18 años y se aprovechan de su aspecto aniñado para permanecer en el país.

Por eso, la CSU ha propuesto en un borrador hacer test genéticos obligatorios a los solicitantes de asilo que planteen dudas sobre su edad. Stephan Mayer, un experto en política interior del partido bávaro, ha recordado que hay países como Austria o Suecia que hacen estas pruebas de ADN.

Sin embargo, el presidente de la Asociación de Médicos de Alemania, Frank Ulrich Montgomery, ha considerado que este examen viola los estándares éticos de la profesión. Además, ha esgrimido que sería caro e impreciso, porque no resolvería todos los casos, ha contado al 'Sueddeutsche Zeitung'.