Los soldados amotinados en Costa de Marfil aceptan volver a los cuarteles tras acuerdo con el Gobierno

Un soldado amotinado de Costa de Marfil
LUC GNAGO / REUTERS
Actualizado 16/05/2017 14:45:52 CET

Algunos militares ya han comenzado a recibir los 5 millones de francos CFA prometidos por el Ejecutivo

BOUAKÉ (COSTA DE MARFIL), 16 (Reuters/EP)

Los soldados amotinados en varias ciudades de Costa de Marfil han aceptado la propuesta hecha por el Gobierno sobre el pago de bonus y han accedido a regresar a los cuarteles y poner fin a la revuelta, han informado este martes dos portavoces en la ciudad de Boauké.

Según han explicado, el acuerdo incluye un pago inmediato de un bonus de 5 millones de francos CFA (unos 7.620 euros) para los 8.400 amotinados y un pago adicional de 2 millones de francos CFA (algo más de 3.000 euros) a finales de junio.

"Aceptamos la propuesta del Gobierno (...) estamos volviendo a los cuarteles ahora", ha indicado el sargento Seydou Koné, uno de los líderes de la revuelta.

"Acabamos de devolver el control de las entradas a la ciudad a la Policía y los gendarmes esta mañana, y estamos volviendo a nuestros cuarteles", ha precisado el sargento Cissé, otro portavoz de los amotinados, en referencia a Bouaké, el epicentro de la protesta.

Poco después, Koné ha informado de que algunos de los soldados que han participado en el motín han recibido notificación de sus bancos de que ya han recibido el pago de 5 millones de francos CFA. "Las transferencias se están haciendo", ha asegurado.

Este lunes, el ministro de Defensa, Alain-Richard Donwahi, había anunciado un acuerdo con los amotinados, pero rápidamente dos portavoces habían salido a desmentirlo.

"Nos han propuesto 5 millones de francos CFA que serían abonados mañana, pero queremos 7 millones que se paguen de una sola vez y de inmediato", había explicado un portavoz de los amotinados, el sargento Seydou Koné, en declaraciones a Reuters.

Los portavoces aseguran que representan a 8.400 militares que se han sumado al motín, iniciado hace el viernes pasado y que ha provocado enfrentamientos entre los amotinados y las tropas enviadas para sofocarlo. Este lunes se registraron disparos en Abiyán, la capital comercial, y en Bouaké, la segunda ciudad del país.

Por otra parte, la asociación de la banca del país ha levantado este martes la orden emitida el llunes de que las sucursales permanecieran cerradas, según ha informado un responsable a Reuters.

Cientos de soldados, principalmente antiguos rebeldes que combatieron en apoyo al presidente, Alassane Ouattara, en la crisis tras su victoria electoral en 2011 después de que el entonces mandatario, Laurent Gbagbo se negara a aceptar su derrota, se hicieron en enero con el control de Bouaké, la segunda ciudad más importante del país.

El motín se extendió rápidamente a otras ciudades del país, obligando al Gobierno a ceder a algunas de sus demandas, algunas de ellas de carácter económico. En el plano económico, Ejecutivo y soldados amotinados pactaron el pago de una parte de la suma pendiente --un total de doce millones de francos (casi 18.300 euros)--.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies