Soldados vuelven a amotinarse en Buaké en protesta por el impago de suplementos

 

Soldados vuelven a amotinarse en Buaké en protesta por el impago de suplementos

Soldados amotinados en Costa de Marfil
THIERRY GOUEGNON
Publicado 12/05/2017 10:39:09CET

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

La ciudad de Bouaké, la segunda ciudad de Costa de Marfil, ha vuelto a ser escenario durante la noche de disparos de soldados en protesta por el impago de suplementos, horas después de que el Gobierno anunciara que se había llegado a un acuerdo con los amotinados.

Según informa el portal Koaci, a partir de la 1.00 horas de este viernes un centenar de soldados han realizado disparos en el tercer batallón para reclamar el pago de suplementos que se les prometió en enero.

El jueves por la noche, un portavoz de los amotinados había anunciado el fin de la protesta tras un encuentro con el presidente del país, Alassane Ouattara.

"Dados los sacrificios realizados para satisfacer nuestras demandas en este momento difícil, nosotros, soldados (...) renunciamos definitivamente a cualquier reivindicación de tipo financiero", dijo el portavoz, que se presentó como sargento Fofana, en la televisión local RTI.

Durante su comparecencia, el sargento Fofana se ha disculpado ante el presidente por el motín, asegurando que "siguen a su disposición" y que "su misión no ha cambiado". "Seguiremos cumpliendo con nuestro deber, a pesar de que hayamos pedido más derechos", dijo, dando gracias a Ouattara por el pago de los pluses y su promesa de mejorar las condiciones de vida de los militares, gendarmes y policías.

"¿Quién es ese? Es un montaje, nosotros queremos nuestro dinero, no hay nada de perdones ni de excusas", ha declarado uno de los amotinados a Koaci este viernes.

Testigos han confirmado a Reuters que se han producido disparos de Bouaké. "Ha habido disparos toda la noche porque la gente no está contenta con lo que sus colegas hicieron en Abiyán", ha afirmado un líder de los amotinados a la agencia, precisando que van a mantener una reunión para decidir los siguientes pasos.

Cientos de soldados, principalmente antiguos rebeldes que combatieron en apoyo a Ouattara en la crisis postelectoral tras su victoria electoral en 2011 después de que el entonces mandatario, Laurent Gbagbo se negara a aceptar su derrota, se hicieron en enero con el control de Bouaké, la segunda ciudad más importante del país.

El motín se extendió rápidamente a otras ciudades del país, obligando al Gobierno a ceder a algunas de sus demandas, algunas de ellas de carácter económico. En el plano económico, Ejecutivo y soldados amotinados pactaron el pago de una parte de la suma pendiente --un total de doce millones de francos (casi 18.300 euros)--.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies