Sólo un tercio de los niños puede acceder a una educación segura en Honduras

 

Sólo un tercio de los niños puede acceder a una educación segura en Honduras

Niña en Honduras, pobreza, infancia
REUTERS
Publicado 15/12/2016 18:44:54CET

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Sólo un tercio de los niños puede acceder a una educación segura en Honduras debido a la violencia generalizada en el país, que obliga a sus familias a elegir entre esconder a sus hijos en casa o ayudarles a huir, la mayoría de las veces en solitario, según ha informado el Consejo Noruego para los Refugiados (NRC, en inglés).

"El mundo no puede continuar sin hacer nada, viendo cómo están matando a niños de camino al colegio o mantener el silencio cuando las bandas criminales controlan los territorios de las escuelas mediante el miedo", ha señalado el director del NRC en Honduras, Christian Visnes.

El NRC, con la ayuda de la Unión Europea, se asegura de que miles de niños desplazados o en riesgo de ser desplazados en Honduras tengan acceso a la educación. "Debemos aumentar la ayuda humanitaria y esforzarnos en la educación de los niños afectados por la violencia. Esto hay que hacerlo ya", ha advertido Visnes.

El Estado no puede proteger a las personas de las bandas criminales que hacen que los desplazamientos, amenazas, secuestros, la violencia sexual y los asesinatos sean comunes en el país, haciendo que las familias se vean obligadas a esconderse o huir. Esta situación es particularmente difícil para los niños, según ha asegurado el director.

Al menos 174.000 personas se han visto obligadas a desplazarse debido a la gran violencia del país. Los padres ayudan a sus hijos a huir para salvar sus vidas y la mayoría de ellos intentan llegar hasta Estados Unidos. El Gobierno estadounidense registró más de 10.400 casos de niños hondureños que llegaron solos al país, huyendo de la violencia y la inseguridad, entre octubre de 2015 y septiembre de 2016.

Honduras es uno de los países con mayor tasa de homicidios en el mundo. En la primera mitad de 2016, el número de menores de entre 10 y 14 años asesinados fue de 61 por cada 100.000 habitantes. La cifra aumenta de manera drástica entre los jóvenes de entre 15 y 19 años, siendo 102,8 homicidios por cada 100.000 habitantes, según datos del estudio realizado por NRC.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies