La solución de Orban a la crisis de los refugiados pasa por construir vallas en las fronteras con Grecia

Una trabajadora de ACNUR atiende a refugiados en Bapska (Croacia)
ACNUR/IGOR PAVICEVIC
Publicado 22/01/2016 19:24:33CET

BRDO PRI KRANJU, 22 Ene. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, ha destacado las ventajas que aportaría una valla construida sobre las fronteras macedonias y búlgaras con Grecia para frenar la entrada de refugiados en Europa.

"Si no podemos asegurar las fronteras exteriores (de la UE), a pesar de lo costoso o urgente que es, acabaremos destruyendo nosotros mismos el espacio Schengen", ha advertido Orban en una rueda de prensa durante una visita a su homólogo esloveno. El dirigente húngaro también ha planteado que Bulgaria, que limita al norte con Grecia, suscriba el acuerdo de libre tránsito, dado que está preparado para garantizar la seguridad de sus fronteras.

En este sentido, el primer ministro de Eslovenia, Miro Cerar, ha urgido a la Unión Europea a adoptar una solución conjunta a la crisis de refugiados en las próximas semanas para evitar posibles conflictos entre países.

"No podemos esperar hasta la primavera para encontrar una solución. Necesitamos un acuerdo en las próximas semanas (...) si no, es posible que surjan conflictos entre países", ha afirmado Cerar. "La situación (sobre la inmigración) está fuera de control y no tiene nada que ver con el humanitarismo, la integración o la ayuda", ha apostillado.

Cerca de 411.000 inmigrantes han entrado en Eslovenia desde que Hungría vallara sus fronteras en octubre, empujando el flujo migratorio hacia el oeste. La mayoría de los refugiados que llegaron al país, continuaron su ruta hacia Austria o Alemania, así como hacia otros estados miembro.

En los últimos meses, Eslovenia también ha erigido un muro de unos 156 kilómetros de extensión para vallar su frontera con Croacia, asegurándose de que los refugiados solo pueden acceder al país a través de los puestos fronterizos oficiales. Cerar ha señalado que el país retiraría la valla tan pronto como la Unión Europea encontrara una solución a la crisis migratoria.