Los líderes de clanes en Mogadiscio estudian un posible cambio de bando ante la entrada del Gobierno somalí

 

Los líderes de clanes en Mogadiscio estudian un posible cambio de bando ante la entrada del Gobierno somalí

Actualizado 28/12/2006 6:58:27 CET

MOGADISCIO, 28 Dic. (EP/AP) -

Líderes de clanes en la capital de Somalia están analizando un posible cambio de bando para apoyar ahora a las fuerzas gubernamentales, mientras que el Gobierno aseguró este miércoles que esperaba la recuperación pacífica de Mogadiscio, en poder de rebeldes islámicos.

Según apuntaron testigos en la capital somalí, varios soldados se desprendieron del uniforme del movimiento islámico para cambiarlo por ropas civiles, y tras la retirada de las milicias islámicas, las calles se llenaron de mujeres que vendían qat, una hoja estimulante de uso popular prohibida por las fuerzas islámicas.

Vecinos de Mogadiscio, simpatizantes del clan Abgal dijeron que los dirigentes estaba estudiando la posibilidad de retirar su apoyo al grupo islámico y entregarlo al gobierno con la intención de evitar enfrentamientos en la capital que podrían causar numerosas bajas.

Los vecinos accedieron a hablar del tema con los medios de comunicación a condición del anonimato por temor a represalias de las milicias islámicas, que pretenden gobernar Somalia según las escrituras sagradas del Corán.

Por su parte, el portavoz del Gobierno somalí, Abdirahman Dinari, afirmó que había conversaciones para la rendición pacifica de Mogadiscio. "Ancianos, estudiantes y miembros de la sociedad civil han entrado en contacto con nosotros y nos dijeron que no quieren bombardeos o ataques", indicó Dinari. "No atacaremos Mogadiscio, las milicias de las Cortes Islámicas se están retirando y esperamos que Mogadiscio caiga en nuestras manos sin disparar un tiro".

Las gestiones fueron precedidas por un ataque en la madrugada del miércoles de los soldados etíopes y las fuerzas del gobierno somalí que expulsaron a los combatientes islámicos de la última localidad de importancia en el camino que lleva a la capital.

La ofensiva gubernamental sobre el poblado de Jowhar fue dirigida por el ex líder insurgente Mohammed Dheere que gobernó la localidad hasta que fue capturada en junio por el rebelde Consejo de las Cortes Islámicas, según indicaron habitantes del lugar.

Dheere dijo que este jueves -por hoy- atacarían la capital, pero el portavoz Dinari informó que las fuerzas gubernamentales se dirigían a la aldea pequeña de Balad, a unos 30 kilómetros de Mogadiscio.

El primer ministro etíope, Meles Zenawi, dijo que la finalidad del ataque es abatir la capacidad militar de los islámicos y propiciar la reanudación de conversaciones de paz en iguales circunstancias. También aseguró que no enviará sus tropas a Mogadiscio, retenida por los rebeldes desde junio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies