Más de 5.000 personas se manifiestan en Mogadiscio contra la presencia de tropas etíopes en Somalia

 

Más de 5.000 personas se manifiestan en Mogadiscio contra la presencia de tropas etíopes en Somalia

Actualizado 24/07/2006 17:23:42 CET

MOGADISCIO, 24 Jul. (EP/AP) -

Más de 5.000 personas se manifestaron hoy en Mogadiscio en contra de la presencia de tropas etíopes en Somalia convocadas por la milicia islámica que controla la capital y días después de que los soldados de la vecina Etiopía entraran en el país para proteger al Gobierno interino somalí.

Los manifestantes, que llenaron un estadio del norte de la capital, quemaron la bandera etíope y portaron pancartas en las que rezaba "debemos luchar contra ellos", en referencia a Etiopía, país mayoritariamente cristiano, que es el enemigo tradicional de Somalia, país mayoritariamente musulmán.

La protesta fue organizada por la Unión de los Tribunales Islámicos, milicia islamista que controla Mogadiscio y gran parte del sur del país a la que se vincula con Al Qaeda. Tanto el Gobierno somalí como el etíope han negado la presencia de tropas etíopes en Somalia, pero testigos somalíes de varias localidades han indicado que los soldados cruzaron la frontera hace cuatro días y se dirigieron a Baidoa, única ciudad controlada por el Gobierno, y luego a la cercana Wajid.

"Los etíopes han negado la ocupación de nuestra tierra, pero le enseñaremos al mundo cadáveres o prisioneros de guerra de sus filas", declaró el jeque Muqtar Robow, 'número dos' de la defensa de la milicia islámica, durante la protesta en Mogadiscio.

Por otra parte, un señor de la guerra somalí y sus 150 milicianos ofrecieron hoy su apoyo al Gobierno. Mohamed Qanyare Afrah llegó a Baidoa, sede del Gobierno del presidente Abdullahi Yusuf, a las 4:30 horas (3:30 hora española), según uno de los comandantes de su milicia, Mohamed Dooli.

Qanyare figura entre los señores de la guerra y sus aliados que se enfrentaron a la milicia islámica por el control de Mogadiscio entre febrero y junio de este año. Los señores de la guerra seculares, respaldados por Estados Unidos, fueron derrotados y Qanyare se retiró a su ciudad natal en el centro de Somalia, donde le persiguió la milicia islámica y le obligó a entregar sus armas.

Qanyare consiguió llegar a Baidoa, 240 kilómetros al noroeste de Mogadiscio. El primer ministro, Ali Mohamed Gedi, destituyó a Qanyare del gabinete porque luchó contra los Tribunales Islámicos por su cuenta, pero hoy, el ex ministro de seguridad nacional, fue recibido por miembros del Parlamento de transición, según Dooli, que dijo que está previsto que se reúna hoy con Yusuf, Gedi y el presidente del Parlamento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies