Somalia-Países árabes, africanos y occidentales piden negociaciones con todas las partes somalíes incluso los islamistas

Actualizado 09/02/2007 19:13:33 CET

DAR ES SALAAM, 9 Feb. (EP/AP) -

Diplomáticos árabes, africanos, europeos y estadounidenses insistieron hoy en la necesidad de que Somalia celebra unas negociaciones sobre su futuro en las que estén incluidas todas las facciones enfrentadas en el país, incluidos los recién expulsados islamistas, con objeto de asegurar la estabilidad y el apoyo al Gobierno de transición.

Dichas conversaciones deben incluir a los señores de la guerra más prominentes, los líderes de la región separatista de Somaliland (norte del país) y los líderes del recién expulsado régimen islamista, señaló el ministro de Asuntos Exteriores tanzano, Bernard Membe, durante una reunión en la capital de este país del Grupo Internacional de Contacto para Somalia.

Los esfuerzos para la estabilización de Somalia han visto incrementada su urgencia desde diciembre, cuando el Gobierno de Transición, respaldado por tropas etíopes, retomó el control de la capital Mogadicio y la parte sur del país, que permanecía bajo dominio islamista.

La Unión Africana (UA) apeló al envío de 8.000 soldados a una misión de paz que impida el retorno de la violencia al devastado país tras la retirada etíope, pero por el momento sólo ha logrado reunir la mitad de los efectivos, en torno a 4.000. Etiopía asegura que no puede mantener sus tropas por mucho tiempo más en Somalia y ya ha comenzado a retirar parte de sus fuerzas.

Membe pidió al Gobierno interino somalí que establezca "unas instituciones representativas e inclusivas de todas las partes políticas" y añadió que la comunidad internacional no puede permitir que Somalia vuelva a deslizarse por el camino de la anarquía que ha vivido durante los últimos 16 años, desde la caída del dictador Mohamed Siad Barre en 1991 a manos de los señores de la guerra.

En el último mes, sin embargo, la violencia ha aumentado en la capital somalí con ataques de mortero aunque no hubo demasiadas víctimas. El Gobierno "necesita ser reforzado y coger la capacidad de solucionar los problemas comunes del pueblo somalí", señaló Membe.

Por su parte, la asistente de la secretaria de Estado para Africa, Jendayi Frazer, confirmó que el presidente George W. Bush, planea elevar la cantidad de 40 millones de dólares (31 millones de euros) que ya ha prometido para ayudar a la futura misión de paz para Somalia."La seguridad en Mogadiscio es clave para la estabilidad de Somalia y del Cuerno de Africa en general", dijo Frazer.

Por otra parte, unos 600 partidarios del movimiento islámico somalí se manifestaron hoy en la capital en protesta contra los planes de mandar la misión de paz en Somalia, la presencia de la tropas etíopes en el país. Quemaron banderas americanas y etíopes, y un hombre enmascarado afirmó que los soldados etíopes serán atacados en sus hoteles.

Los manifestantes profesaron cánticos contra Estados Unidos y Etiopía y portaban carteles en los que podía leerse "Queremos a los Tribunales Islámicos de vuelta, ellos trajeron paz y seguridad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies